Lástima… las mexicanas son las mujeres más infieles de todo el mundo; aguanten, mexicanos

0
308

La infidelidad, una argumento muy temida por personas que se encuentran en una relación, y por la cual surge una duda o, como muchos la llamarían, la pregunta del millón: ¿quiénes son más infieles, los hombres o las mujeres? Antaño de iniciar un debate sexista, debemos aclarar que no es una argumento propia de un sólo sexo, sino que la infidelidad se debe, muchas veces, a situaciones interiormente de las relaciones donde distintos factores afectivos entran en colección.

Sin secuestro, un estudio realizado por la firma Second Love ha confirmado uno de los más grandes temores del hombre mexicano: las mujeres mexicanas son las más infieles, ¿la razón? Pues en verdad son varias: la rutina, el aburrimiento y la error de atención son algunas de ellas.

Second Love, una red social europea, creada para que las personas casadas o comprometidas encuentren un concubina, realizó este revelador estudio que dicta, básicamente, que las latinoamericanas son las más infieles del mundo, y que a la persona está México, seguido de Argentina y Pimiento; mientras que en Europa son Holanda, Portugal, Bélgica y España.

infidelidad mujeres

Interiormente de esta red social, datos afirman que del millón de perfiles que tiene Second Love en México, el 44% de los usuarios sostienen relaciones extramaritales. Adicionalmente el sitio afirma que las mujeres ven a su adorador por lo menos una vez a la semana y que por lo genérico recurren al simulación en indagación de placer.

La época puede variar, pero los datos señalan que las mujeres de 40 abriles son las que se atreven a ir “más allá”, comenzando con mails, mensajes, conversaciones que dan el paso a las relaciones extramaritales. (¿Quién lo diría?).

infidelidad

Pero de acuerdo a esta red, el 75% por ciento de las mujeres infieles dijo que esta argumento no afectaba su relación amorosa y que, por el contrario, muchas de las veces ayuda a potenciarla. Asimismo, se dice que las mujeres son infieles porque quieren “alguien que les preste atención”; pero los hombres tienen aventuras porque la intimidad con su pareja ya no les satisface o están cansados de la rutina.

Y se preguntarán -porque yo sí-, ¿cuáles son las ciudades de México más infieles? Pues mínimo más y cero menos que Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y Tijuana.
Second Love es una red social que inició en Europa, la cual pretende proporcionar el contacto extraconyugal a personas con pareja o ya comprometidas para que puedan morar una aventura con otra concurrencia en esa situación.

mapa de infidelidad

El fin de esta aplicación es que las personas “puedan entrar en contacto con perfiles afines, personas que están en la misma situación, y puedan hacerlo con seguridad, discreción y anonimato”, señaló la vocera de Second Love.

Por si están interesados en probarla, la red te permite un registro regalado de datos, al que otros usuarios pueden aceptar, remitir mensajes y recibirlos. Adicionalmente, cuenta con un perfil premium que te permite apañarse perfiles, mandar y cobrar mensajes ilimitados.

El perfil de los afiliados es el de varones y mujeres de entre 31 y 40 abriles de clase media inscripción, con estudios superiores y en muchos casos con hijos, que buscan nuevas emociones en sus vidas. La infidelidad no está implícita en esta red, ya que puede servir para encontrar parejas ocasionales, lazos de prolongado plazo o amigos sin que haya una relación física.

Carlos Couto, portavoz de la aplicación, insiste que en universal, en una red social monopolio como Second Love las personas encuentran “una comunidad segura, respetuosa y discreta”, ya que los responsables de la web hacen “un control del lenguaje usado, y de las fotos”.

engaño

En el mundo se estima que en estos momentos tiene más de un millón de afiliados. “Las sociedades de América Latina son muy abiertas. Es gente interesada en conocer a otros”, añadió Couto.

Caballeros, este sólo es un circunstancia que La Piloto del Hombre les ofrece de guisa desinteresada, así que, siempre que se inicie el debate de la “pregunta del millón” ya tendrán datos duros con que corroborar.

de nada