Lavín a Santiago: las cuentas alegres del piñerismo

0
706

Fue un anuncio forzado. Una operación política manejada con cuidado pero que, a eso de las 14:30 horas de ayer, fue develada abruptamente por una de sus protagonistas: la ex ministra Cecilia Pérez. Fue aproximadamente de esa hora que la ex vocera del gobierno de Sebastián Piñera comunicó en Twitter que se retiraba de la investigación que, en los próximos días, realizaría Pimiento Vamos para puntualizar al candidato a corregidor por Santiago.

Originalmente, serían medidos los actuales concejales Felipe Alessandri (RN) y Carolina Lavín (UDI), encima de la ex intendenta.

“He decidido no participar en la encuesta a través de la cual mi coalición definirá el candidato de ChileVamos a la alcaldía de Santiago”, publicó Pérez en la red social. Pero la aviso no quedó ahí, ya que un minuto más tarde agregó que “hoy Pimiento Vamos tiene dos grandes candidatos, mi amigo Joaquín Lavín y mi compañero de partido Felipe Alessandri”.

La revelación de la ex vocera sorprendió a varios en la examen, pues hasta ese momento el presidente de la UDI, Hernán Larraín, no había informado de guisa oficial a su par de RN, Cristián Monckeberg, ni al resto de los timoneles de los partidos de Pimiento Vamos.

Hasta ese momento, la idea de que fuera Joaquín Lavín el favorito para competir con Carolina Tohá por el sillón de Santiago –que el ex ministro ocupó entre 2000 y 2004- se estaba recién terminando de socializar: solo el lunes recién pasado la directiva de la UDI había recibido el “sí” definitivo por parte del ex cabecilla, quien lo había consultado a su vez con su clan.

Las cuentas de Piñera

Fuentes de Pimiento Vamos aseguran que Sebastián Piñera se vio obligado a pulsar a muchedumbre del sector para tomar distancia de la “forma” elegida por su ex vocera para anunciar tanto su pendiente de Santiago, como el ingreso de Joaquín Lavín al puzzle municipal.

Sin requisa, para el ex Mandatario la renuncia de Pérez y la irrupción de su ex ministro de Educación no se trata de una mala nueva. Al revés.

Por un costado, sostienen diversas fuentes de la coalición, la candidatura de Cecilia Pérez (quien apostaría, comentan en la examen, por retornar a ser ministra en caso de un nuevo gobierno de Piñera) no garantizaba un triunfo en Santiago. Algunos incluso aseguran que se han realizado sondeos previos y que la flagrante alcaldesa se impone sobre la ex vocera.

La de Santiago será la disputa municipal emblemática entre el piñerismo y el bacheletismo. Ad portas de las presidenciales de 2017, en entreambos sectores están conscientes de la tensión que genera la disyuntiva en esa comuna: no pocos recuerdan hoy el impacto que tuvo para la Alianza por Pimiento -de cara a las presidenciales del año siguiente- la derrota del entonces corregidor Pablo Zalaquett a manos de Tohá hace cuatro abriles.

En este sentido, desde la UDI aseguran que Lavín es una carta más competitiva que Pérez y que asumirá un discurso de campaña centrado en administración y en desavenir con mano dura los enseres de las marchas.

Para Piñera, adicionalmente, es eficaz un Lavín fortalecido internamente en la UDI: hace poco más de un mes el ex corregidor irrumpió en el debate interno de su partido respecto de condonar una figura presidencial propia, asegurando que “el candidato natural de la UDI es Piñera, lo demás es música”.

El objeto en la UDI

Cercanos a Lavín en la UDI todavía celebran la osadía del ex ministro. Lavín ha estado a cargo de las municipales en el gremialismo –tuvo un rol esencia en la primarias- y ha trayecto el país buscando candidatos competitivos para una colectividad que se ha pasado particularmente golpeada por los casos de financiamiento irregular de la política.

Según cercanos, así como tuvo que pedirles a varios que estuvieran “disponibles” para disputar tanto las primarias como para ser candidatos en octubre, habría asumido que incluso él debía estarlo.
Aunque algunos aseguran que fue iniciativa del ex portaestandarte, varios en la UDI sostienen que éste estaba reticente, que no quería contraer una nueva candidatura, pero que desde Apoquindo 3000 (sede de la fundación de Piñera y centro de operaciones de su equipo) lo terminaron convenciendo de que postulara.

LEE TAMBIÉN: 

Felipe Alessandri a Joaquín Lavín por Santiago: No vaya a venir por lana y salir trasquilado

Fuente:T13.cl