Le dieron 41 años de prisión por abusar de una mujer; ella lo había inventado todo

0
676

Su sueño era convertirse en tahúr profesional de fútbol yanqui, pero una falsa delación lo envió a prisión. Posteriormente de abriles como recluso consiguió su facilidad y hasta pudo demostrar su inocencia.

En el 2002, el mundo parecía sonreírle a Brian Banks. Tenía el anhelo de convertirse en un deportista profesional y la Universidad del Sur de California le había ofrecido verbalmente una banda para que participara en su equipo de fútbol yanqui como apoyador. Ese era el primer paso que estuvo esperando para en el futuro conquistar entrar a la NFL.

Pero ese mismo año su suerte cambió drásticamente y fue arrestado bajo los cargos de violación. Quien lo acusaba era Wanetta Gibson, una antigua compañera del colegio. Ella afirmaba que Brian la había remolcado alrededor de unas escaleras de la escuela para obligarla a tener relaciones sin su consentimiento.

Él escasamente tenía 16 abriles cuando fue llevado a la corte para ser chancillería. Clamaba su inocencia, pero de nulo le sirvió. Aunque no se presentaron evidencias de ADN ni otro tipo de pruebas que lo incriminaran, fue magistratura como adulto y sentenciado a sobrevenir 41 abriles en prisión.

Brian Banks

Injustamente este zagal con sueños deportistas fue encarcelado. A posteriori de ingresar a prisión luchó por conseguir un trato y su sentencia fue rebajada a cinco abriles, con cinco abriles de desenvolvimiento condicional y tendría que ser registrado como un violador.

A posteriori de suceder cumplido su sentencia en prisión,  Brian fue contactado en el 2011 a través de Facebook por su acusadora. Ella quería que se reunieran a charlar, y aunque  esto iba en contra del acuerdo que había hecho, él accedió a verla. Lo que Wanetta no sabía es que esa reunión iba a ser en el despacho de un investigador privado contratado por Brian.

wanetta gibson

Y lo que la acusadora siquiera sabía es que la charla iba a ser videograbada. Mientras conversaba con el investigador, ella afirmó que no había sido violada. Todo había sido una paso y ahora Brian tenía pruebas en video de Wanetta admitiéndolo. En existencia solo habían estado en las escaleras besándose sin ascender a tener relaciones.

Pero el asunto fue empeorando para ella, porque asimismo agregó que le había regalado miedo desenmascarar sus mentiras pues el colegio le había pagado 1.5 millones de dólares como una indemnización. Wanetta simplemente admitió que le hubiera gustado ayudar a Brian, pero que no quería encontrarse en problemas para devolver esa gran cantidad de efectivo.

Brian Banks y mamá

Con esas pruebas en video, Brian y su abogado Justin Brooks lograron demostrar la inocencia de este hombre que había pasado cinco abriles en la prisión por un crimen que no cometió.

Ahora, por no querer devolver el efectivo de su indemnización, Wanetta tendrá que hacer un cuota de 2.6 millones de dólares para evitar ser condenada. Ha intentado escamotear el cuota diciendo que Brian le mintió e hizo un acuerdo con ella, pero su credibilidad ya no tiene ningún peso.

Brian Banks

Brian quedó rescatado de todo cargo y su historial delictivo y rótulo de violador fueron eliminadas. Al convertirse en un hombre desocupado, su antiguo preparador Pete Carroll le ofreció la oportunidad de presentarse a las pruebas de equipos de fútbol sin bloqueo, por los abriles que habían transcurrido sin experiencia, Brian no era seleecionado.

Pero no iba a renunciar a sus aspiraciones y logró firmar con Las Vegas Locomotives de la Universidad de Florida en el 2012 y estuvo con los Halcones de Atlanta en el 2013.

Brian Banks falcons

La vida tenía otros planes para Brian y empezó a colaborar con el Esquema Inocencia de California, un programa encargado de revelar las sentencias injustas y falsas acusaciones en las cortes de rectitud.

Otro logro debido para este hombre fue entrar finalmente al mundo del fútbol hispanoamericano, aunque no como atleta. Actualmente Brian es parte del sección de operaciones de la NFL.

Brian Banks

Ha acabado todo esto con mucho esfuerzo, pero mínimo podrá recuperarle esos abriles que pasó en prisión, injustamente sentenciado.