Le entrevistan y dice que el Covid-19 no existe porque los humanos vivimos en una simulación

0
107

Un chavea fue cuestionado en la calle ya que circulaba sin traer cubrebocas, lo que durante la flagrante pandemia de coronavirus se ha vuelto un medio ambiente indispensable para evitar el peligro de contagios, y la respuesta que dio para no usarlo fue una materia de filosofía, series de Netflix, Jim Carrey y todavía un buen toque de diversión, aunque puede ser que te deje pensando…

Una reportera se acercó para preguntarle a este tipo si no le daba miedo engullir y rozar en la calle sin defenderse con un cubrebocas, y lo primero que dijo fue que no lo usa porque no apoya a los “Illuminati”, lo que de entrada sorprendió a todos y, claro, viralizó el audiencia. Pero eso no fue todo, sino que continuó su “cátedra”.

Nosotros no existimos. Pienso que Jim Carrey tenía mucha razón cuando decía que “nada de esto es verdad”. Estamos atrapados en un cuerpo y estamos viviendo el momento.

—Señorita entrevistado

Mencionó que lo que vivimos es poco “como en la serie de Dark“, en lo que ni siquiera existimos verdaderamente, y lo que percibimos como la vida no es verdad, así que no habría por qué creer en poco como la pandemia de Covid-19, y estas declaraciones desataron infinidad de comentarios de personas que atribuyeron lo dicho por el inexperto al consumo de alguna sustancia psicotrópica.

Pero por otro costado están quienes consideran que tal vez este tipo no está tan alocado como parece, y lo dicho en efectividad tiene mucho sentido, y si alguno lo considera como un chiste es porque no tiene la capacidad para retener que existen otros universos y dimensiones en las que coexistimos de forma simultánea y que ciertamente esto que llamamos vida no existe.

De una visible trastorno o broma se ha desatado un intenso debate filosófico y estudiado en el que hay opiniones encontradas, y claro que tú tendrás la tuya, aunque mientras se define cuál es la verdad no está de más cuidarse con el cubrebocas. Al fin, si no existimos no pasa ausencia, y sí somos reales podemos seguir siéndolo un tiempo más.