Les jugó una broma a sus amigos por videollamada y casi los mata de un susto

0
149

Las películas de terror tienden a ser muy predecibles. Siempre que el protagonista audición un ruido espeluznante en el ático debe, automáticamente, ir a investigar y el desenlace nunca es bueno. Todos lo sabemos, está escrito en la constitución de las películas de terror.

Este cliché fue utilizado recientemente por un hombre en una videollamada con sus amigos. Él quería jugarles una broma durante la cuarentena y utilizó este expediente para sufrir a sitio una espectáculo de terror que los dejara impresionados.

Estamos hablando del verde director de cine de terror Rob Savage, quien ha dirigido películas como Salt y Dawn of the Deaf. Rob decidió usar sus conocimientos en el ámbito cinematográfica para pertrechar un pequeño corto donde engañaría a sus amigos por medio de una videollamada, aprovechando que es un procedimiento muy popular durante este toril por la pandemia.

La broma comenzó hace algunas semanas. Rob nunca había sido tan sociable con sus amigos y de repente decidió aceptar hacer videollamadas con ellos constantemente. Un día comenzó a contarles sobre cosas extrañas que sucedían en su casa, para establecer el humor y comenzar a sugestionarlos.

“Nadie había jugado una broma como esta antes, pero sabía que mi grupo de amigos está lleno de nerviosos y crédulos, llevo años conociéndolos”, dijo Rob en una entrevista.

rob savage

Rob comenzó a contarle a sus amigos que había descubierto una revestimiento de una mostrador de chocolate que no había manido antiguamente y que no estaba ahí cuando salió de casa. Sus amigos comenzaron a bromear acerca de algún que vivía en su ático, y el director les confesó que de ningún modo había extenso ese cuarto desde que se mudó.

Todos sus amigos le creyeron y Rob siguió preparando la estampa durante meses hasta que, por fin, durante una convocatoria en vivo, les dijo a sus compañeros que escuchaba ruidos en el techo y que era momento de inspeccionar el ático de una vez por todas.

“Tuve miedo de arruinar la escena, pues hay un cambio rápido entre la llamada y el metraje pregrabado, pensé que lo estropearía”, dijo Rob.

El resultado es, verdaderamente, una estampa de terror innovador. Mientras nosotros nos reímos, algunos de sus amigos se preocuparon por él, y Rob cree que aún no lo han perdonado.

He estado escuchando ruidos extraños en mi ático, así que llamé a algunos amigos para investigar…

El adolescente dice que les contó que todo se trataba de una broma a posteriori de estar 30 segundos tirado en el asfalto. Las reacciones de sus camaradas fueron de la risa al silencio y preocupación en cuestión de segundos.

Para ver si la broma funcionada, el director lo intentó primero con su novia Kate, a quien por poco le provoca un ataque cardiaco. Ella estuvo a punto de designar a la policía hasta que él le dijo que era una broma.

Esta es la primera vez que intenté la broma con mi novia…

Sin duda que su pequeño gozne se ha llevado los aplausos esta cuarentena. ¿Quién de ustedes se asustó?