Límite a la reelección sigue sacando ronchas: bancadas PS y PPD se oponen a posible salvataje para los alcaldes

0
134

La acotación a la reelección de los alcaldes, concejales y consejeros regionales que se encuentran en examen, interiormente de la reforma despechada esta semana por la Cámara de Diputados, encendió el debate político. Mientras en La Moneda, la vocera de Gobierno Karla Rubilar señaló que “vamos a analizar lo que salió del Congreso y lo vamos a evaluar”, lo que fue interpretado como una intención de despabilarse una alternativa, las bancadas de diputados del Partido Socialista y del Partido por la Democracia le dieron un portazo a esa idea.

A través de una manifiesto pública, la bancada del PS sentenció que no está arreglado para ningún cambio a este esquema que establece adicionalmente límites a la reelección de senadores, diputados, alcaldes, concejales y consejeros regionales. “Los diputados y diputadas socialistas desde ya señalamos que no estamos disponibles para modificar lo ya acordado y votado por el Congreso Nacional”, señalaron.

En este contexto, pidieron a La Moneda no dilatar más el proceso. “Llamamos al Presidente de la República a promulgar, sin más, la reforma constitucional y allanarse a la decisión inmensamente mayoritaria expresada tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados y Diputadas”, indicó.

En el mismo tono, la bancada de Diputadas y Diputados del Partido por la Democracia incluso fue enfática en que “no estamos disponibles para aprobar eventuales reformas que se impulsen y que pretendan desvirtuar el sentido del recientemente aprobado proyecto”.

“Es por ello, que rechazamos tajantemente la intención de algunos sectores que pretenden dar inicio a la tramitación de una ley corta, que permita a ciertas autoridades comunales volver a postularse en sus cargos para las próximas elecciones municipales, modificando lo que hemos aprobado en el Parlamento hace sólo 24 horas”, señalaron.

El debate

La posibilidad de introducir una corrección al esquema despachado surgió considerando que el proceso eleccionario de alcaldes y concejales ya está en curso y originalmente lo consentido en la Comisión de Constitución del Senado contemplaba una excepción para estos cargos porque los plazos comenzaron a valer el año pasado. Esto porque encima, los ediles están imposibilitados para postular a cargos parlamentarios, porque ya venció el plazo para acontecer renunciado a sus puestos.

Así las cosas, consultada ayer al respecto, la  ministra vocera de Gobierno, Karla Rubilar manifestó que revisarán el plan, argumentando que “hemos manido que ha generado opiniones encontradas (…) ha terminado el proceso constitucional del Congreso (…) y ahora es el tiempo del Gobierno, y nosotros vamos a analizar lo que salió del Congreso y lo vamos a evaluar”.

De acuerdo a La Tercera, las opciones son que el mismo Gobierno envíe una ley corta al Congreso – poco improbable donado lo impopular que sería una envite de este tipo– o que parlamentarios de Pimiento Vamos los que ingresen la iniciativa para que luego el Ejecutor la patrocine y le ponga aprieto.

Esta etapa, en entrevista con Tele 13 Radiodifusión, el nuevo ministro secretario militar de la Presidencia Claudio Alvarado sostuvo que “la etapa que corresponde en los próximos días es evaluar con todos los actores políticos (…) los alcaldes tienen un punto, pero esto requiere de un acuerdo y un consenso político amplio”.

“En definitiva, esa osadía del Parlamento hoy para corregirla se requiere de que haya un acuerdo importante, político transversal, porque necesitan 93 votos en la Cámara de Diputados, 26 votos en el Senado (…) En consecuencia, si se dan las condiciones de suscitar un encontronazo para corregir esa situación, eso se podrá chocar, pero si la viabilidad política indica que prácticamente eso es inalcanzable, no tiene sentido hacer un esfuerzo en poco que va a estar destinado desde el inicio al fracaso”, sostuvo.

En la examen no todos ven con malos luceros la búsqueda de una alternativa. “Estamos evaluando presentar una reforma sobre este punto”, dijo al diario La Tercera el presidente del PS, Álvaro Elizalde.  Mientras que su par de la DC, Fuad Chahin, sostuvo que “ya partió el calendario electoral municipal, entonces es complejo cambiarlo cuando ya partió con el plazo para renunciar, así que se está viendo esa posibilidad”.

“Su programa electoral se inició en el mes de octubre de 2019 con el vencimiento del plazo de un año de anticipación a la fecha original de las elecciones para poder renunciar y postular a esos cargos, y por lo tanto me parece que debiera aplicarse este límite a partir de la elección siguiente y no la de abril próximo”, explicó Chahin.

La norma afecta a un centenar de alcaldes y ha recibido duras criticas de los ediles afectados. El corregidor de Temporada Central, Rodrigo Delgado (UDI), calificó de “absolutamente irregular” que se cambien “las reglas del juego a menos de un año de la elección”. Pero igualmente apuntó sus dardos al hecho de que la norma los deja “inhabilitados para competirles a los mismos que fijan las nuevas reglas”, vale opinar a los parlamentarios.

En la misma partidura, el corregidor de El Bosque, Sadi Melo (PS), comentó que resulta “inaceptable que no se haya respetado el acuerdo que había” de excluir por esta vez a los ediles.

Sin incautación, desde el Congreso tienen otra visión. Para el diputado independiente Pepe Auth, “terminar con reelección indefinida era necesario para todos los cargos de elección popular. Tb para los alcaldes, que cuando llevan 12, 20 o 28 años, el municipio entero es su comando de campaña, tienen clientelas comunales cristalizadas y demasiadas trenzas económicas y políticas”.