Llegó con el cabello congelado a clases y todos se rieron; pero es un gran ejemplo, ni el frío lo detuvo

0
476
loading...

Pretextos para no hacer las cosas, hay miles, pero cuando tienes tus objetivos firmes, no hay mínimo que te detenga, ni siquiera caminar durante una hora y media a temperaturas bajo cero, para poder resistir a tus clases.

Un inmaduro llamado Wang Fuman, camina diariamente 4.5 kilómetros desde su casa a la escuela Zhuan Shan Bao del condado Xinjie, donde cursa el tercer nivel, en la provincia de Yunnan, China, y se ha vuelto todo un ejemplo, pues recorrió su ruta habitual ¡pero con una temperatura de 9 grados bajo cero!

Todos los días, este pequeño realiza ese represión, sin importar las bajas temperaturas, y adicionalmente, solo viste un pelliza que no alcanza a protegerlo totalmente del frío, por ello, su historia se ha vuelto vírico, luego que su profesor le tomara una fotografía y la compartiera, para mostrar cómo llega cada día, durante la temporada invernal, a sus clases:

Niño chino con el cabello congelado

Esta imagen es conmovedora y motivadora a la vez, pues es un gran ejemplo el de este criatura, que no se deja vencer frente a las adversidades y siempre cumple con su responsabilidad de comparecer a la escuela.

Como podemos ver, el rostro está rojizo por el intenso frío, encima, sus manos están llenas de grietas, por el mismo motivo:

Manos partidas por el frío

Estaban en época de exámenes finales, así que este pequeño campeón no se podía dar el suntuosidad de ofender, aún a peligro de mantenerse congelado en alguna parte del camino, y posteriormente, soportar las risas de sus 16 compañeros de clase, al verlo con el guedeja y las cejas llenas de hielo.

Sin secuestro, a pesar de las adversidades, el director de la escuela aseguró que frente a sus compañeros igualmente sonrió al ver cómo se sorprendían por su apariencia congelada.

Hombre llorando

Adicionalmente, Wang es un buen estudiante, particularmente bueno en matemáticas, que se esfuerza al mayor para hacer sus tareas y reponer a los exámenes, a pesar de tener las manos congeladas…

Vive con su abuela y su hermana viejo en una pequeña choza de espinilla y ve muy poco a sus padres, ya que son trabajadores migrantes en varias ciudades de China.

Respeto

Las redes sociales en China ya se han llenado de palabras de aliento para Wang, y no solo eso, sino que se están organizando colectas para conseguirle ropa más abrigadora y tratar de apoyarlo para que tenga mejores condiciones de vida.

Las autoridades de Yunnan han manifestado que todavía van a colaborar e iniciarán una campaña para ayudar no solo a este inmaduro, sino a otros de la región que estén en las mismas condiciones de pobreza y vulnerabilidad.

loading...