Lleva más de 20 años viviendo en un lujoso castillo de arena que él mismo hizo; es el rey de la playa

0
516
loading...
loading...

Todos quisiéramos ser dueños de mansiones y tener propiedades en diferentes partes del mundo, sin bloqueo, Marcio Mizael Matolias vive en una playa de Río de Janeiro, Brasil, y ha sido el rey de su propio castillo durante 22 abriles.

Aunque su lujoso castillo está hecho de arena, indudablemente es una construcción admirable y un atractivo para los turistas.

Marcio dijo:

Muchas personas tienen que avalar mucho moneda para estar enfrente del mar. Yo no tengo cuentas que fertilizar y en verdad vivo muy cómodo aquí.

El hombre de 44 abriles ha vivido en una impresionante playa de Río, donde los lugareños lo conocen como ‘El Rey Marcio’. Lo cual tiene sentido porque él viste una corona.

Vive en castillo de arena

Marcio creó una pequeña habitación debajo de su adornado castillo, donde puede adormilarse por la perplejidad.

La construcción está sostenida por vigas de madera para que no tenga que preocuparse de expirar aplastado mientras duerme o disfruta de una tarde de lección.

Vive en castillo de arena

Tiene un gran caudal en el interior de su palacio vivo, pues llenó su espacio personal de tres metros cuadrados con palos de golf y libros.

Y aunque no tiene que acreditar renta ni cuentas de servicios domésticos como agua, luz o internet, requiere realizar mantenimiento constante a su vivienda, lo cual consiste en humedecer la arena para evitar que se seque, se desmorone y se caiga a pedazos.

Vive en castillo de arena

A pesar de todo, no siempre se puede continuar en el castillo, pues dice que la temperatura de la playa a veces es muy elevada, y que la arena retiene todo el calor, por lo que a veces no pude yacer en las noches, así que le pide alojamiento a uno de sus amigos.

Vive en castillo de arena

A pesar de que no tiene aerofagia acondicionado en su habitación, Marcio asegura que él prefiere su pequeña mansión, pues no cualquiera se puede dar el fasto de estar a la orilla del mar.

Alguno envidiamos su estilo de vida, y ya quisiéramos ser correctamente recibidos en su castillo, aunque sea un par de días.

Vive en castillo de arena

loading...