Lo que el sangriento ataque que dejó al menos 125 muertos en Bagdad dice de la estrategia de EI

0
462
loading...

“Los iraquíes somos como ovejas entre lobos, todos quieren venir a comer su carne”.

Así lo definió un ciudadano iraquí a la BBC este domingo frente a las ruinas que dejó un atentado con un coche bala en la hacienda, Bagdad, en el que murieron al menos 125 personas y 150 resultados heridas.

El autodenominado Estado Islámico (EI) se adjudicó el ataque.

El hecho ocurrió cuando un camión cargado de explosivos fue detonado en el distrito de Karrada, mientras numerosas familias realizaban compras en el día festivo por la culminación del Ramadán, mes noble de ayuno, compasión y paciencia, que celebran los musulmanes.

Rescatistas dijeron que familias enteras murieron y muchas víctimas sufrieron quemaduras que hasta hacen impracticable su agradecimiento.

El ataque ocurrió en el distrito de Karrada, Bagdad, mientras las familias realizaban compras al finalizar el Ramadan.

Según dijo EI en un comunicado difundido por internet, el atentado fue llevado a extremo por un iraquí como parte de las operaciones de seguridad “en curso”.

El gobierno de Irak decretó tres días de duelo por el ataque que ocurrió en la crepúsculo del domingo, el más sangriento en Bagdad en al menos 7 abriles.

Motivos del ataque

Según el corresponsal de Medio Oriente de la BBC, Jeremy Bowen, una de las razones principales por las que Estado Islámico atacó la haber iraquí es por la pérdida del control de la ciudad de Faluya.

La recuperación de esa ciudad por parte del ejército iraquí es importante porque se encuentra a sólo una hora de Bagdad.

La ciudad de Faluya fue recuperada por el ejército iraquí.

Desde su ocupación a finales de 2013, Faluya fue un bastión para los yihadistas.

EI surgió como un desprendimiento de Al Qaeda en Irak y desde que se apoderó de Faluya fue un parapeto de su poder en la zona cercana a Bagdad.

“Toda esta destrucción y muerte representa un claro mensaje del Estado Islámico”, explica Bowen.

“Y es que ellos pueden ser derrotados en el campo de batalla, pero pueden ser capaces de replicar golpeando donde más duele: asesinando a civiles en el corazón de esta hacienda, como en otras”, añadió.

Y estos ataques podrían repetirse.

“El miedo es que a medida de que EI sufra más presión marcial, perdiendo contorno,más ataques sucederán, como el de Bagdad”, dijo el corresponsal de la BBC.

Sucesión de violencia

El atentado en el aeropuerto de Estambul dejó como saldo 46 muertos y cientos de heridos.

Este ataque en la hacienda iraquí ocurre en una semana en la que otras dos ciudades fueron blancos de atentados.

El primero ocurrió el martes posterior en el aeropuerto de Estambul, Turquía, cuando los atacantes primero dispararon contra los civiles y luego se inmolaron causando la homicidio de al menos 46 personas.

El segundo fue el viernes pasado en Dacca, Bangladesh, cuando militantes extremistas ingresaron a un café y mataron a al menos 20 personas.

Esta sucesión de embestidas, que tuvieron empleo más allá de las fronteras del califato de EI, ocurrieron en un intervalo muy escaso de tiempo y sin una dirección predecible.

Mientras que otro circunstancia vistoso es que este tipo de ataques, comenzando con los de París y luego Bruselas, fueron perpetrados por agrupacións de asaltantes y no por individuos en solitario.

Faluya era una ciudad estratégica para el Estado Islámico porque se encuentra a una hora en auto de Bagdad.

Adam B. Schiff, congresista demócrata de anciano rango en el Comité Permanente de Inteligencia en el Senado de EE.UU., dijo a la dependencia de noticiario CBS este domingo que Estado Islámico “está perdiendo mucho país, pero al mismo tiempo, expandiendo su presencia global.

Esto es poco que ya había despierto la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos.

“Creemos que (EI) intensificará su campaña de terror global para mantener su dominio en la agenda mundial sobre terrorismo”, dijo el director de la CIA , John Brennan, en declaraciones al Senado estadounidense el mes pasado, recuerda el diario The Washington Post.

Según describió el corresponsal de la BBC en Bagdad, “la guerra sectaria comenzó en medio del caos y violencia que se desató con la ocupación de Reino Unido y Estados Unidos en Irak en 2003. Aún continúa, pero es sobre poder, en vez de religión”.

 


Fuente:T13.cl

loading...