Los 10 países con la mayor inflación del mundo (y dos son latinoamericanos)

0
568
loading...
loading...

Posteriormente de guerras, en crisis económicas profundas o cuando los billetes se convierten en papeles que no sirven para cero, la inflación en el mundo ha llegado a extremos impensados.

En América Latina hilván memorar lo que pasaba en los 70 y 80 cuando muchos países no podían respaldar sus deudas externas, la familia se empobrecía, el salario no alcanzaba ni siquiera para cubrir evacuación básicas y la inflación era fulminante.

Hoy las cosas son distintas. La tendencia mundial muestra que la inflación dejó de ser un aparecido, aunque siempre hay excepciones.

Según las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para este año, de los 10 países con la longevo inflación en el mundo, ocho son africanos y dos de América Latina.

Sudán del SurDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionSudán del Sur encabeza la nómina mundial a posteriori de Venezuela.

Los países de África son Sudán del Sur, República Democrática del Congo, Libia, Egipto, Angola, Yemen, Sudán, Burundi.

Y los latinoamericanos son Venezuela (liderando el ranking mundial con 1.133%) y Argentina con 22%.

Inflación en 2017, según el FMI (%)
Venezuela 1.133
Sudán del Sur 111
República Democrática del Congo 50
Libia 35
Egipto 29
Angola 23
Yemen 23
Argentina 22
Sudán 21
Burundi 18

En el otro extremo están las economías avanzadas donde ocurre el aberración contrario. Las autoridades están preocupadas porque existe muy poca inflación y encima, las tasas de interés están muy bajas. Tan bajas, que algunos economistas temen que se llegue a un punto en que los Bancos Centrales se queden sin beneficio para seguir recortándolas.

Sudán del SurDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionAunque la tendencia mundial apunta a la desestimación, algunos países en crisis siguen siendo la excepción.

“En las economías avanzadas, las metas que se fijan los bancos centrales son habitualmente entre 1% y 3%. En las economías emergentes la inflación tiende a ser un poco más alta, pero inferior a 10%, aunque en los países que se están recuperando de una crisis esos puede llegar más alto”, dice Thierry Geiger, presidente del sección de Investigación Analítica y Cuantitativa del Foro Crematístico Mundial (WEF, por su sigla en inglés).

Una situación distinta enfrentan los países emergentes, cubo que las presiones inflacionarias están en niveles relativamente normales. Y en el caso de América Latina, la situación —en común— parece bajo control, ileso los dos países que están en la “lista negra”.

El caso de Venezuela

Venezuela está entrando en un contorno de hiperinflación. El FMI predice que puede ganar a 2.349% en 2018, poco que haría la escasez presente de productos aún peor, en medio de circunstancias donde mucha clan tiene problemas para conseguir alimentos y medicinas.

VenezuelaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl FMI proyecta una inflación de 1.133% para este año en Venezuela.

“Una crisis económica de esa proporción es asiduamente el resultado de un manejo crematístico extremadamente precario, que típicamente involucra una combinación de políticas fiscales y monetarias desastrosas, impresión de billetes, subsidios ruinosos, restricciones severas al movimiento de acervo y capitales o un shock veterano”, dice Geiger.

“En el caso de Venezuela el gobierno parece reticente a tomar medidas drásticas o siquiera a reconocer que existe una crisis, lo que obviamente contribuye a que las cosas empeoren”.

Frente a estos diagnósticos el gobierno de Nicolás Prudente suele argumentar que es víctima de una “guerra económica” y de un “bloqueo” por parte de Estados Unidos, acusando de complicidad a la concurso.

Steve H. Hanke, profesor de Heredad Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, se ha especializado en el tema de calcular la inflación en distintos países. Desde su punto de panorama, la situación es aún más compleja.

“Yo mido la progreso de los precios todos los días y de acuerdo a mis investigaciones la inflación para este año en Venezuela será de 2.594%“, le dice Hanke a BBC Mundo

Argentina va recuperándose

La inflación en Argentina continúa como uno de los problemas más graves de la heredad. Por encima del 20% anual sigue en niveles muy altos, sobre las metas del Tira Central, y aún nocivos para acelerar el ritmo de la actividad económica.

A pesar de lo previo, el país ha conseguido ceñir la tasa anual desde el 40% ajustado en 2016 a casi la porción este año.

ArgentinaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionArgentina mejoró respecto al año previo, pero sigue con una inflación de 22%.

El gobierno de Mauricio Macri celebra diciendo que Argentina está con el crecimiento más parada de los últimos cinco abriles, la inflación más descenso de los últimos siete y un aumento de la inversión.

Pero aún persisten muchos desafíos económicos en la recuperación del consumo y la inversión.

“Me parece que la tasa de inflación está con grandes dificultades para reducirse. La situación fiscal sigue complicada. Pienso que reducir la inflación simplemente aumentando la tasa de interés, difícilmente logrará resultados”, dice Juan Carlos de Pablo, profesor en la Universidad de San Andrés y en la Universidad del CEMA.

“Que Argentina aparezca en esa inventario de países con la veterano inflación en el mundo me parece que, lamentablemente, es una bestialidad“.

Para el resto de los países latinoamericanos la inflación no se ha convertido en un problema severo y la tendencia se ha movido en dirección a la moderación.

Al mismo tiempo, distintas estimaciones proyectan que la región mostrará un repunte progresivo de la hacienda este año y el próximo, a pesar de la desvaloración en el precio de las materias primas que en los últimos abriles dejó su huella en el desempeño regional.

loading...