Los 11 reyes y reinas más jóvenes de la historia; nacieron en cuna de oro

0
63

Todavía no sabían ni limpiarse proporcionadamente la trompa cuando el destino de sus naciones ya pesaba sobre sus hombros. Al mismo tiempo que aprendían a caminar y conversar, asimismo tenían que dirigir un país.

Por derecho vivo, estos monarcas ascendieron al trono a una etapa muy corta y no estamos hablando de que se convirtieran en reyes en su adolescencia o la última parte de su infancia. Estos son los 11 emperadores y reyes más jóvenes que prácticamente al venir al mundo ya tenían que portar la corona. Ellos no nacieron con “una torta” bajo el miembro sino con un serio fisco actual.

1. Rey Oyo

Le heredaron el trono del reino de Toro, en Uganda, cuando tan pronto como tenía tres abriles de etapa. En 1995 fue el regente más chavea del mundo y durante la ceremonia de coronación este pequeño rey se cayó de la arnés verdadero. Se levantó asustado y corrió a esconderse en el regazo de su madre.

Hoy ya sabe cómo sentarse él solito en el trono y gobierna sobre la vida de dos millones de habitantes de su reino ugandés.

2. Emperador Puyi

En 1908 este nene se volvió emperador de China y tuvo que ser llevado al trono por su padre. Pero el nuevo dirigente estaba asustado y se la pasó llorando durante toda la ceremonia de coronación.

3. Rey Pōmare III

Casi nada empezaba a balbucir cuando se convirtió en rey de Tahití a la corta años de 17 meses. Su madre tomó el papel de regente mientras él aprendía a ser un gobernador, pero desgraciadamente murió a los siete abriles de etapa y su hermana último lo sucedió en el trono. Esto ya sonó muy sospechoso.

4. Enrique VI

Escasamente tenía ocho meses de perduración cuando se volvió rey de Inglaterra, pero eso no era suficiente para su tierna realeza. Dos meses a posteriori de su coronación igualmente se volvió rey de Francia. Su nuevo título no le duró mucho tiempo, pues a posteriori de la Conflicto de los Cien Abriles, Francia fue liberada con la ayuda de Juana de Curvatura.

Enrique se volvió perturbado delante la derrota, fielmente, y posteriormente sufriría otro fracaso en la Lucha de las Rosas. A los 43 abriles fue encerrado en la Torre de Londres, donde murió.

5. Sobhuza II

Lo apodaron “el Tigre” y fue coronado rey de Suazilandia, en África, a los cuatro meses de antigüedad. Se mantuvo en el trono hasta los 82 abriles y empezó a redactar una constitución para su país, pero dejó la idea en 1973. Cuando murió dejó viudas a 70 mujeres.

6. Emperador Shang de Han

Todavía ni siquiera tenía dientes a los 100 días de nacido cuando ya era emperador de toda China en el año 106. Fue el mayor dirigente del país durante un año, pero a posteriori uno de sus primos de 12 abriles se hizo cargo del gobierno.

7. Zar Iván VI

Tenía dos meses de antigüedad cuando se volvió zar de Rusia. Por desgracia, un año posteriormente Isabel I depuso a la realeza en 1741 e Iván VI estuvo en confinamiento solitario en diferentes fortalezas. Fue asesinado a los 23 abriles por los guardias de su celda.

8. María I

El padre de María I, James, se volvió rey de Escocia a los 17 meses de años y el hijo de María, James incluso, fue coronado a los 13 meses de nacido, pero ella los venció en esta carrera de coronas, pues fue nombrada reina casi nada a los seis días de venir al mundo en 1542. Ella entregó la corona a su hijo cuando tenía 25 abriles.

9. Juan I

Su padre había muerto mientras él todavía estaba en el vientre de su madre, así que el día de su principio incluso fue el día de su coronación. Lo malo es que su reinado en Francia en el año 1316 fue muy corto, pues casi nada duró cinco días con el título y luego murió. Su tío Felipe heredó el trono. Aquí es todavía más sospechosa la situación.

10. Alfonso XIII

Nació el 17 de mayo de 1886 y desde ese día fue coronado rey de España. Tomó el poder efectivo de su cargo hasta que cumplió 16 abriles en 1902, pero su reinado terminó 29 abriles a posteriori con la proclamación de la Segunda República en 1931.

11. Shah Shapur II

Si se trata de reyes con corona prematura, Shah es el rey más muchacha de todos. La divisa dice que en el año 309 los persas colocaron una corona en el vientre de su madre, viuda del rey Ormuz II. Se volvió el primer monarca “fetal” y desde antaño de salir ya era el noveno líder del Imperio Sasánida, la contemporáneo Irán. Su positivo majestad gobernó hasta la época de 70 abriles.