Los 12 Momentos más épicos y las ocurrencias de Dewey en ‘Malcolm el de en medio’

0
126
loading...
loading...

“Nunca espero nada de ustedes y aún así logran decepcionarme” es una de las frases más épicas y divertidas que escuchamos en la formidable serie Malcolm el de en medio.

Por supuesto que todos sabemos que la dijo el amable y talentoso Dewey, quien fue interpretado magistralmente por Erik Per Sullivan, durante las siete temporadas que duró el programa de una de las familias más disfuncionales y cómicas de la televisión.

Como el actor que dio vida a Dewey no apareció en una reunión que tuvo el catálogo de Malcolm en el 2012, se rumoró que Erik había muerto. Pero él sigue vivo, tiene actualmente 28 abriles, pero se alejó del mundo del espectáculo. Sin incautación, nos dio a uno de los mejores personajes del mundo y se lo agradecemos recordando sus momentos más graciosos.

Estas fueron las 12 escenas más épicas, clásicas y divertidas del pequeño Dewey. Disfruten este alucinación de nostalgia:

1. ¿Cuánto pesa mi capital?

Con tal de ver una película de terror, Reese acepta bañar y tenderse a su hermano Dewey, pero no es una tarea realizable y al final se queda dormido. El pequeño es quien termina disfrutando la cinta, mientras come unas palomitas.

2. Es un portalibros

Dewey toma una bolsa de su mamá para usarla como mochila y, aunque su hermano Reese quiere convencerlo de que no la use, él termina demostrando que es muy útil y con ella golpea a unos abusones. Lo formidable es cuando costal de la bolsa un baldosón.

3. Pupi, pupi, pupi

Mientras sus hermanos se esfuerzan para conquistar a su hermosa niñera, Dewey solo hace un bailete cautivador y se deseo su corazón.

4. El futuro es hoy ¿oíste, antiguo?

Para vencer en baloncesto a su farsante padre Hal, los hermanos hacen la faena que solo practicaron una vez. El final, Dewey recalca su vencimiento con esta frase épica.

5. ¿Por qué tienen que arruinar todo lo que amo?

Esta es otra de las mejores frases de Dewey. La dice cuando Lois los tortura psicológicamente usando canciones infantiles tan pegajosas como molestas.

6. Dime cuándo, cuándo, cuándo

En su mundo de antojo, Dewey hace este comediante ballet para distraer a su mamá y que su hermano Jamie pueda conseguir la presa maestra del armario que oculta unos pantaloncillos nuevos.

7. Se la comieron los gatos

Francis ardor a casa preguntando por su difunta tía Helen y Dewey le da esta explicación, que su hermano no cree. Luego vemos cómo empieza a darle detalles y la historia se vuelva tan efectivo como perturbadora.

8. Sí, los oídos…

Lois preparó un baño muy específico para ella, pero Dewey aparece de improviso totalmente cubierto de lodo. Creíamos que lo bañaría, pero en su división lo manda a limpiarse en el patio con una manguera. ¡Siempre tan buena mamá!

9. El susto de Dewey y Hal

El emotivo discurso de su padre se ve interrumpido cuando un mundo que hacían advenir por Reese estalla. Dewey despierta y ve a su costado una horrible máscara de Halloween y los dos gritan desesperados.

10. Dewey y Abba

Se queda solo con una niñera anciana que poco a poco se va contagiando de sus ganas de divertirse y los dos terminan bailando la canción Fernando de Abba. Es una de las mejores secuencias de la serie.

11. Tomando el té con la señora oso y las chicas

Dewey es un pequeño muy ligero y manipulador, que consigue que su papá le compre un nuevo utensilio muy masculino, haciéndole creer que solo quiere arriesgar al té. Engañar para él es tan obediente.

12. Sal de ahí

Como su comunidad es un desastre y él quiere protagonismo, Dewey se mete a las fotografías de otras familias hasta que su mamá le claridad la atención.

¿Qué otro momento clásico de Dewey recuerdan?

loading...