Los 6 peores Muscle Cars de la historia que salieron después del Ford Mustang

0
135

Varones, es casi irrealizable desmentir que el ser humano es “novedoso”,  nos dejamos soportar por lo que esté de moda y lo adquirimos a toda costa y a cualquier precio. El ejemplo que les daremos el día de hoy son los autos.

La industria automotriz ha demostrado que las tendencias en el mercado suelen ser temporales pero, durante ese periodo, todas las marcas buscan explotar las características del producto en demanda.

Cuando el Ford Mustang a fracción de la período de los sesenta comenzó a tener cierto renombre, en los abriles siguientes muchas marcas lanzaron sus versiones del entonces popular segmento de los muscle cars.

Esto dio como resultado que muchos modelos de aquella época fueran poco atractivos para los clientes, pues por ir a las “carreras” muchas agencias lanzaron carros con problemas en el diseño y errores mecánicos que llegaron a representar un peligro en carretera. Hoy hablaremos de todos ellos, los peores muscle cars de la historia:

1. Chevrolet Monza Mirage 1977

chevrolet monza

El Monza fue un gran sucesor del Chevrolet Nova en su primera concepción, sin confiscación, la segunda etapa de este maniquí estuvo a cargo de una compañía externa, Michigan Automóvil Techniques, quienes lo arruinaron por completo.

Este maniquí contaba con un motor V8 que generaba escasamente 145 caballos de fuerza. El diseño era atractivo e imponente, pero su comportamiento en carretera era escueto y dejaba mucho que desear.

2. Chevrolet Citation X-11

Chevrolet Citation X-11

Este muscle car se produjo entre 1980 y 1985. Su carrocería parecía estar inspirada en las formas de un hatchback; tenía un aspecto de coche deportivo muy atractivo; sin bloqueo, su rendimiento era muy escueto, contaba con un motor V6 que generaba 135 caballos de fuerza.

Si aceptablemente el Citation fue un coche muy reformador para su época, sus adiciones no eran amigables al faltriquera de quienes lo poseían, pues cosas como el sistema de suspensión, la dirección asistida y los frenos de suspensión desempeño, eran difíciles y costosas de reparar si se descomponían.

3. Buick Gran Sport 1977

Buick Gran Sport 1977

Este maniquí era extremadamente cachazudo porque pesaba casi dos toneladas y tenía un motor V8 que daba solo 175 caballos de fuerza. A pesar de que este automóvil era el sucesor del éxito que representó el Century, no dio el orgulloso en el mercado. Es un automóvil atún pero nulo utilitario.

4. Mercury Capri RS

Mercuri Capri RS

El Capri es el resultado de la influencia que el Mustang tuvo en la extinta marca Mercury. Sus acabados eran mejores que el Ford, pero era casi idéntico al Mustang. El maniquí RS contaba con un motor turboalimentado de 2.3 litros que entregaba solo 135 caballos de fuerza, un rendimiento malísimo que opacaba todo lo bueno que tuviera este coche.

5. Mercury Cougar 1974

Mercury Cougar 1974

El diseño de este coche no estuvo basado en la plataforma del Mustang, sino que se creó una interpretación más espacioso y pesada del chasis que lo alargaban y, siendo realistas, lo hacía estorboso, de ahí que les digan “lanchas”.

Mercury intentó venderlos como autos deportivos sin mucho éxito, y a pesar de tener un motor V8 con 220 caballos de fuerza los tiempos de celeridad eran decepcionantes.

6. Chevrolet Camaro Iron Duke

camaro iron duke

Este automóvil no era rápido, tardaba 20 segundos en venir a los 100 km/h. Genérico Motors lanzó el Iron Duke a finales de los 70 y funcionó conveniente admisiblemente hasta principios de los 90. Fiable, robusto y de bajo consumo, el motor 2.5 de cuatro cilindros era ruidoso, pero entregaba solamente 90 caballos de fuerza. Un motor adecuado para los vehículos compactos de la época, pero no para un Camaro.

Para los abriles 80 todos los autos tenían caja de cambios cibernética de cuatro velocidades, pero el Iron Duke no, este automóvil tenía una prehistórica caja de cambios de tres. En conclusión, un automóvil que no debió llamarse Camaro.