Los 'influencers' comienzan a cambiar su negocio en las redes

0
112
loading...

Influencers como Dulceida, con más de dos millones y medio de seguidores, o Dani Clos, con 228.000 seguidores, pueden resistir a obtener miles de euros por compartir una fotografía en sus redes sociales publicitando a una determinada marca.

Su negocio ha ido aumentado con el paso del tiempo, pero ahora hay poco que está cambiando en la industria de la publicidad. “Se buscan microinfluencers. Influencers con beocio número de likes que a lo mejor no tienen un zona de influencia integral pero sí restringido, que puede ser lo que interese”, asegura Ana Jiménez, profesora de innovación de la UOC.

Redes sociales como Instagram y Facebook se han planteado ocultar los likes, lo que puede provocar que los influencers se vean obligados a cambiar su forma de ejecutar.

“Hay mucha posibilidad de comprar influencers de forma gratuita, muchos seguidores que no son reales, sino robots”, explica Jiménez. En plataformas como Youtube, una marca puede retribuir hasta 10.000 euros a cualquiera que tenga medio millón de seguidores.

loading...