Los legendarios Air Jordan 3 ‘Cement’ regresan después de 30 años; una leyenda de la vieja escuela

0
249

Durante el Colección de Estrellas de 1988, la divisa, Michael Jordan, encima de impactar con sus jugadas en el partido, y de su espectacular duelo contra Dominique Wilkins en el concurso de clavadas, impresionó a todo mundo con sus tenis: los “Cement”.

Han pasado 30 abriles de ese mágico momento en que Jordan se coronó como bicampeón de este concurso. Vamos a revivir ese momento:

Parece que durante ese fin de semana en Chicago, todo le salió correctamente a Jordan, pues ganó el concurso y anotó 40 puntos en el Repertorio de Estrellas, es más, hasta sus tenis resultaron un éxito, y se volvieron una epígrafe, tanto, que a posteriori de mucho tiempo, están de regreso…

Para celebrar ese increíble fin de semana, donde, por supuesto, Michael Jordan fue el MVP, su marca trae de regreso estos espectaculares tenis, en su interpretación de cuero sombrío, conocida como Black/Cement; encima, los White/Cement, con algunos detalles importantes, como el que aparezca asimismo la marca Nike Air, igual que en los originales.

Encima, tendrá el número 147, que fue la puntuación final con la que ganó el concurso de clavadas, y en la suela llevan una diámetro roja, que simboliza la límite de tiro libertado, desde donde saltó para realizar una clavada que lo ha inmortalizado.

Air Jordan 3 Cement

Este fue el primer diseño realizado por el afamado Tinker Hatfield, quien se encargó de estos tenis hasta su traducción 15, por lo que igualmente se le rinde un homenaje con esta nueva tiraje, que presenta un logotipo de Swoosh (la palomita) y todavía el nombre de Nike en los talones:

Air Jordan 3 Cement

Obviamente los zapatos deportivos han ido evolucionando, pero el solo pensar en esos momentos de deleite de uno de los máximos deportistas en la historia, hace querer tener unos de estos, y encima, el diseño parece que no ha pasado de moda.

Air Jordan 3 Cement

Estas bellezas estarán disponibles a partir del 24 de marzo de 2018, con un costo de 200 dólares.

¡Increíble!

En esos abriles, todo mundo empezaba a rendirse frente a su majestad… ¡Michael Jordan!