Los mandilones son más felices que los hombres que no se dejan controlar; Estudio

0
166

Si crees que tu vida es insoportable porque tienes que duchar trastes, sacudir los muebles, enjuagar la ropa, cocinar y demás actividades domésticas, y esto te ha convertido en un mandilón, tómate un refrigerio de tus actividades para que leas esto.

La Universidad de Charles, en Praga, ha estado trabajando con el tema de la equidad en las parejas, y aunque a muchos no les gustará, el resultado indica que cuando hay una parte dominante, la vida de entreambos es más acertado…

Sin requisa hay otro circunstancia que menos te va a querer: las parejas en las que la parte dominante es la mujer, son más estables, pues tienen una mejor dinámica de pareja, en cuanto a las labores del hogar; incluso, tienen más hijos.

Pero esto no quiere asegurar que tengas que ser un oprimido de tu mujer, sino que apoyes más en las labores de la casa y que cedas un poco al momento de tomar decisiones.

Pareja pintando

El estudio indagó en 240 hombres y mujeres jóvenes, de origen europeo, de los cuales los investigadores encontraron que un 24% de las mujeres “se sienten más atraídas” por hombres sumisos, y de hecho, los consideran “sexis”.

Si se aceptan estos roles de dominante y dominado, sin que esto quiera afirmar que pierda su individualidad o se encuentre en una situación incómoda, al parecer la pareja vivirá mucho más atinado. Siquiera se trata de que recibas malos tratos de tu mujer.

Bofetada

La cosa es que cuando en la pareja los dos tratan de aceptar una posición de poder, vienen los problemas y desencuentros, que pueden nacer como discusiones leves, que irán subiendo de tono, hasta ser poco insoportable o incontrolable.

La vida en pareja se convertirá en una constante competencia, en la que al final no habrá ningún triunfador… así que si tu mujer es dominante, puedes dejar de competir y comportarse más tranquilo y eficaz, claro, sin dejar de costado tu propia vida…