Los momentos más destacados de la ceremonia inauguración de las Olimpiadas Río 2016 en el Maracaná

0
878
loading...

¡Río 2016 ya está en marcha!

La ceremonia inaugural de los primeros Juegos Olímpicos en América del Sur mostró este viernes toda la música, la alegría y el colorido que caracteriza a la nación anfitriona, Brasil.

Unos 11.400 atletas de 205 países participarán en las 42 competencias deportivas que se celebran desde este 5 de agosto y hasta el próximo día 21.

El mítico estadio Maracaná recibió a 80.000 asistentes y 40 jefes de Estado y cancilleres en una fiesta que se estima que alcanzó a unas 3.000 millones de personas en las transmisiones televisivas de todo el mundo.

Estos fueron para BBC Mundo los momentos más destacados

Lo mejor, al final: el fuego orgulloso

No fue ni el extenista Gustavo Kuerten ni Pelé, el mítico exfutbolista, absorto por enfermedad.

La persona encargada del postrer licenciatura de la hacha olímpica y del encendido del pebetero fue el exatleta Vanderlei Cordeiro de Escofina.

Se le recuerda por los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, cuando estaba como líder del maratón con una distancia de unos 30 segundos sobre su principal perseguidor, fue derribado por un espectador, el irlandés Cornelius “Neil” Horan, y el brasileño sólo pudo obtener el bronce.

El pebetero se elevó y se unió a una enorme escultura creada por el actor Anthony Howe y que representa el sol, la fuente de energía que, según el programa de la ceremonia, es la que “deberíamos explotar”.

El fuego orgulloso iluminará Río de Janeiro hasta el 21 de agosto.

La chica de Ipanema

La ceremonia que repasó la rica historia de Brasil, incluidas la herencia europea y africana y la creación de las famosas metrópolis actuales.

Destacó de inicio la pausada traducción del himno del país mientras se izaba la bandera verde.

En el variado apartado musical no podía ofender la célebre “Chica de Ipanema”, personificada por la maniquí Gisele Bündchen, una de las representantes más internacionales de Brasil.

Se cree que fue el postrero paseo por una pasarela de la maniquí, que se retiraría así delante de una audiencia mundial.

¿Y el presidente?

Tras el telón de los Juegos incluso hay un circunstancia de enojo social porque muchos brasileños ven la Olimpíada como una carga en división de una fiesta.

Pero la tensión se debe sobre todo a las disputas políticas por la presidencia, en el país hay dos presidentes en este momento.

Y eso se dejó percibir desde los primeros momentos de la inauguración.

El corresponsal de BBC Mundo en Brasil, Gerardo Lissardy, señaló que “se presentó al presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, pero ni mencionaron a Michel Temer, presidente interino del país”.

Según los medios brasileños, el propio Temer pidió que fuera así para evitar posibles abucheos que alteraran el protocolo, señaló el corresponsal de BBC Mundo.

Temer suple a Dilma Rousseff, objeto de un pleito político.

Rousseff se mostró en twitter “triste” por no tener podido venir a la ceremonia.

El cambio climático

El tono festivo y musical continúo con la variada música brasileña, pero luego se torno juicioso cuando se recordó el peligro del calentamiento universal y se lanzó un mensaje de protección del medioambiente.

Cada uno de los atletas que desfilaron sembró una semilla para un futuro bosque que servirá como nuncio para la ciudad de Río de Janeiro, según dijeron los organizadores.

Posteriormente llegó el tradicional desfile de atletas de las 207 delegaciones.

Los refugiados

No son tan famosos como el tenista castellano Rafael Nadal o el bañista estadounidense Michael Phelps, abanderados de sus respectivos países, pero el equipo de los refugiados fue protagonista.

Salió al estadio Maracaná bajo la bandera olímpica y en penúltimo circunstancia, sólo por delante del huésped Brasil, que cerró el desfile.

“Queridos atletas refugiados. Ustedes están enviando un mensaje de esperanza a millones de refugiados”, dijo Bach sobre los deportistas.

Y por supuesto, ¡carnaval!

No podía agraviar la samba con un sección de ocho minutos que transformó el estadio en un cuadro colorido y sonoro: 12 grupos de percusionistas de las principales escuelas de samba de Río pusieron transformaron el estadio en un gran carnaval.

“El mejor lugar del mundo es aquí, ahora, Río, Brasil”

Por supuesto, hubo discursos de las autoridades.

Habló Bach y Michel Temer, el presidente eventual de Brasil, que fue el encargado de oficialmente dar por inaugurados los Juegos entre abucheos de parte del notorio del Maracaná.

Pero la intervención seguramente más intensa fue, poco antaño, la de Carlos Arthur Nuzman, presidente del comité reformador de los Juegos, quien hizo un apasionado discurso combinando el inglés, portugués y poco de francés.

Nuzman afirmó que “todo el mundo es carioca” y celebró que “Río ahora es el mejor lado del mundo“.

 


Fuente:T13.cl

loading...