Los motivos por los que las cucarachas nos aterrorizan

0
673
loading...

loading...

Imagen de una Periplaneta Chaqueta, o barata chaqueta, la más popular en España. (ALEX WILD / FLICKR)

Si se hiciera una investigación acerca de qué especies del reino animal producen más rechazo en el ser humano, la cucaracha estaría seguro entre las primeras posiciones. Este insecto, que existe desde hace millones de abriles (convivió con los dinosaurios), produce unas reacciones irracionales en muchas personas. Pero, ¿por qué?

Jeffrey Lockwood, profesor de Ecología en la Universidad de Wyoming, tiene algunas claves, recogidas por la revista Time. Este investigador, autor del compendio La mente infestada: por qué los humanos temen, sienten asco y aman a los insectos, destaca que siendo los mosquitos más peligrosos, porque de hecho son los animales más mortíferos del planeta, la respuesta de los humanos delante ellos no tiene cero que ver con la respuesta frente a las cucarachas.

“El miedo y el asco son dos emociones negativas humanas universales. Una señala el peligro inmediato, y otra el potencial de una enfermedad o contaminación”, afirma el avezado. Pues acertadamente, las cucarachas producen ambas. “Son aceitosas, grasientas, rasgos que producen claras señales de asco“, dice Lockwood. “Si se pisa una se produce un crujido, lo cual es repugnante en sí mismo, y además eso suele estar acompañado de una bocanada de olor como a orinal sucio”. En intención, “las cucarachas almacenan ácido úrico en su cuerpo”.

Luego está su comportamiento. Las cucarachas, según Lockwood, son unos de los animales más rápidos del planeta en relación a su tamaño. Las cucarachas pueden moverse a 5,6 km/h. En proporción, es como si un humano pudiera moverse a 321 km/h. “Es como en esas películas de terror en las que el fantasma cruza la habitación en un instante, las cucarachas nos sobresaltan con su rapidez casi sobrenatural”, dice Lockwood.

Adicionalmente, estos insectos invaden nuestros espacios más personales, buscan lugares oscuros y húmedos e incluso transportan alérgenos. El miedo, según Lockwood, está en cierto modo justificado.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

loading...