Los otros millones de las campañas electorales: “proveedor único”, el mecanismo a través del cual el Servel favorece a El Mercurio y sus filiales

0
200

Este miércoles 22 de septiembre parte oficialmente el periodo de propaganda para las elecciones presidenciales, parlamentarias y de consejeros regionales del 21 de noviembre, y se ponen en marcha las campañas, una máquina que mueve dineros, no solo entre los actores que buscan el voto de los chilenos sino asimismo en las publicaciones del Servicio Electoral (Servel) en los medios de comunicación, como, por ejemplo, dar a conocer el relación de vocales de mesa.

Aunque los ciudadanos revisan sus datos electorales –como particular de votación o si es vocal de mesa– a través del sitio web del Servel (www.servel.cl), este organismo manifiesto sigue pagando millonarias –e innecesarias– publicaciones en diarios de papel. Los números cobran relevancia si se considera que, de acá a la primera revés electoral del 21 de noviembre, hay al menos tres grandes hitos de publicaciones en medios de comunicación, con miles de millones en distracción.

La ley electoral, que en esta materia es anticuada y no se le han hecho las adaptaciones que se requieren, señala que el Servicio Electoral tiene que difundir estos enormes listados –con plata de todos los chilenos– en un “diario” del área respectivo, y el Servel, con una vistazo ultraconservadora, onerosa e inútil, ha entendido que tiene que ser en un diario en papel, como cuando no existían los medios digitales. Sin considerar que hoy en día prácticamente todos los avisos legales, tanto del sector manifiesto como privado, se hacen en soporte digital, mucho más saldo, rápido y efectivo.

Así, mientras el mundo completo avanza alrededor de la digitalización, el Servel sigue pagando millonarias publicaciones en prensa en papel, tal como lo revela una solicitud por Transparencia realizada por El Mostrador, para consultar los gastos en difusión realizados por el Servicio Electoral en medios de comunicación, ya sean televisivos, radiales, prensa escrita y digital, respecto de los procesos electorales de este año antiguamente de las primarias, es asegurar, en los actos electorales para designar convencionales constituyentes, alcaldes, concejales y gobernadores regionales en primera reverso, y de estos últimos en segunda revés (del 13 de junio).

Durante el 2021, dese enero hasta el 30 de junio, el Servel ha desembolsado $6.246.034.956 en pagos habituales en este tipo de materias, como difusión y publicidad, entre ellos, la publicación del relación de vocales de mesa. De ese total, $4.240.685.344 corresponden a “tratos directos”, es asegurar, “a dedo”, sin oferta, sin despabilarse al mejor oferente ni el precio más conveniente.

De este monto, que corresponde a casi un 70% del total de gastos en difusión y publicidad (67,89%), la suma de $1.811.433.525 el Servel la justifica porque –a su entender– solo existiría un proveedor para prestarles los servicios de difusión que requiere (“proveedor único”), y el resto, ajado por “trato directo”, dicho organismo los explica o justifica por motivos de “urgencia” ($ 2.429.180.419). Esto candela especialmente la atención, dada la necesaria planificación que anticipa a todos los procesos electorales. Otras fórmulas empleadas son la del Convenio Ámbito Gran Adquisición ($1.828.555.984) y Convenio Ámbito ($139.674.714).

Tanto en los “tratos directos” por “proveedor único” como por “urgencia”, los más beneficiados han sido, por allá, los diarios de la clan Edwards: El Mercurio y sus filiales en regiones.

¿Qué es el trato directo por proveedor único? Según Mercado Notorio, el trato directo es «un mecanismo extraño de adquisición que implica la contratación de un solo proveedor previa resolución fundada (…), fuera de las causales establecidas en el artículo 10 del reglamento de la Ley 19.886». Entre las causales establecidas, está una que dice que se usará «si sólo existiera un proveedor del proporcionadamente o servicio que se requiere». Es opinar, un único proveedor.

Consultado el Consejo para la Transparencia (CPLT) si se justifican estos gastos por aprieto y proveedor único, la presidenta del organismo, Empíreo de la Fuente, recuerda a El Mostrador que “un reciente pronunciamiento del Consejo para la Transparencia señaló, a partir de lo establecido en la Ley de Bases sobre Contratos Administrativos de Suministro y Prestación de Servicios (Ley de Compras Públicas) y del reglamento que regula las compras públicas, que las contrataciones realizadas vía trato directo deben tener plazos especiales de publicación y difusión. Es decir, 24 horas desde la dictación de la resolución que autoriza el trato. Asimismo, la Ley de Transparencia, dispone que el organismo debe incluir un vínculo al portal de compras públicas”.

El cómo se reparte la torta del avisaje estatal en medios de comunicación es un tema en el cual el CPLT ha elevado algunas alertas. “Es importante que el Estado se haga cargo de esta discusión, porque lo que debe priorizarse desde la perspectiva pública es que se cumpla con la finalidad de llegar al público, al cual se dirigen beneficios o políticas públicas, pero también instalar debates en algunos ámbitos en los cuales creemos que priman ciertos niveles de opacidad altos y que creemos que requieren revisarse con miras al fortalecimiento democrático”, indica la presidenta de la entidad, Placer de la Fuente.

En el reparto de platas sí o sí hay que tomar en cuenta la variable regional. De hecho, De la Fuente recuerda encima que “existen regulaciones como el deber de publicar ítems de gastos en avisaje y publicaciones, el que acorde a la Ley de Presupuestos, a lo menos debe corresponder en un 40 por ciento a medios de comunicación con clara identificación local”. “Acá no es sólo el que se puedan concentrar los recursos en algunos medios más grandes, sino también cuánto se destina para la difusión en medios regionales”, remarca.

Los montos en ocio

De acuerdo a la información solicitada por El Mostrador al Servel, vía Transparencia, el consumición más significativo en estas materias corresponde a uno efectuado a Empresa El Mercurio S.A., por $245.280.420. La descripción del suscripción solo dice: «CDP_400]1170507-242-SE21/Publicación Vocales Elecciones Abril 2021 J.E 1ra de Santiago/2403001/UD_13». El Mercurio todavía lidera el podio de los mayores gastos en esta materia, con $146.361.600 (CDP_400]1170507-236-SE21/Publicación Vocales Elecciones Abril 2021 J.E 2da Maipo/2403001/UD_13) y $100.759.680 (CDP_400]1170507-391-SE21/416 Publicación de reemplazantes de vocales de mesa y MCE J.E. Primera de Stgo/2403001/UD_13).

En regiones, asimismo hay varios montos asociados a las filiales de El Mercurio. Hay, por ejemplo, una de $62.483.956 pagada a Empresas El Mercurio de Valparaíso S.A., por concepto «CDP_394]1170507-254-SE21/345 Publicación de Vocales de Mesa y Miembros de Colegio Escudriñador, Elecciones Municipales, de Gobernadores Regionales y Convencionales Constituyentes/2403001/UD_05». Otra va al norte, a la Empresa Periodística El Finalidad S.A., de la misma esclavitud de la comunidad Edwards, por un monto de $38.600.846 por «CDP_391]1170507-234-SE21/341 Publicación de Vocales de Mesa y Miembros de Colegio Escudriñador, Elecciones Municipales, de Gobernadores Regionales y Convencionales Constituyentes/2403001/UD_02».

La casa matriz de la dependencia de medios de la comunidad Edwards fue contratada 4 veces por esta modalidad de proveedor único, con un monto total de $556.429.860. En tanto, en las regiones se distribuyó así: 14 para El Mercurio de Valparaíso, por un total de $332.237.425; Empresa Periodística El Meta S.A. se adjudica 15, por un total de $151.886.036; Diario El Sur S.A., 6 por $80.618.777, y la Sociedad Periodística Araucanía S.A., 38 por $266.508.285.

El otro conglomerado de medios, Copesa, solo tiene 2 contratos, por un total de $41.026.440. El más caro es de $29.553.888 por «CDP_400]1170507-243-SE21/Publicación Vocales Elecciones Abril 2021 J.E La Reina/2403001/UD_13».

Los datos cobran relevancia considerando que, de acá a la primera dorso, hay al menos tres hitos de publicaciones en medios de comunicación: el sábado 30 de octubre, con las nóminas de vocales, miembros de colegios escrutadores, locales de votación, delegados y recintos; el sábado 6 de noviembre, las nóminas de vocales reemplazantes; y el martes 16 de noviembre, con la impresión de las cédulas de votación en diarios.