Los reclusos en Punta Peuco que se sumarían a la petición de perdón

0
558
loading...
loading...

La señal de perdón que se realizaría este viernes en un acto universal en Punta Peuco por parte de un especie de reclusos condenados por casos de derechos humanos, sumaría, entre otros, a algunos personajes esencia del régimen marcial.

Entre ellos estaría el ex subdirector de la DINA, Raúl Iturriaga Neumann, que actualmente cumple condenas en ese penal por el crimen del ex comandante en dirigente del Ejército, Carlos Prats, y su esposa Sofía Cuthbert, ocurrido en Buenos Aires en 1974.

Al finalizar el acto en Punta Peuco, la hija de Iturriaga Neumann, Lorena, leería una carta en la que un categoría de reclusos mostraría su retractación por los episodios de violaciones a los derechos humanos en el régimen marcial.

Hasta ahora no existe confirmación de qué otros condenados se sumarían al perdón, pero versiones de quienes conocen los preparativos del acto apuntan a que en la salario estarían Miguel Estay Reyno, “El Fanta” –condenado por el caso Degollados- y Claudio Salazar, “El Pegaso”, condenado por la misma causa y a quien se le otorgó la dispensa condicional hace semanas.

Asimismo se menciona a Carlos Herrera Jiménez, autor confeso del crimen del dirigente sindicalista Tucapel Jiménez Alfaro, ocurrido en 1982, y que cumple dependencia perpetua en Punta Peuco. Este ya pidió perdón el año 2011 en una entrevista televisiva.

Las mismas fuentes mencionan al ex fiscal y auditor común del Ejército, Fernando Torres Silva, vinculado al caso de Tucapel Jiménez y a la homicidio del químico de la DINA, Eugenio Berríos, ocurrida en1992 en Uruguay.

Otros ex uniformados no se sumarían al acto de pedir perdón. Entre ellos estaría el brigadier en retiro, Pedro Espinoza, ex miembro de la DINA y quien participó en la Caravana de la Asesinato.  

Iturriaga Neumann, condenado por el caso Prats

Fue subdirector de la Dirección de Inteligencia Doméstico (DINA) y dirigió la Operación Colombo en 1975, que encubrió la desaparición forzosa de 119 opositores al régimen marcial.

Raúl Iturriaga Neumann (78) fue condenado como autor de los homicidios calificados del ex comandante en principal del Ejército, Carlos Prats, y su esposa, Sofía Cuthbert, ocurrido en 1974 en Buenos Aires, uno de los casos más relevantes en materia de derechos humanos.

El ex uniformado está condenado por los delitos de asociación ilícita, homicidio calificado y secuestro calificado.

A mediados de octubre pasado la Corte Suprema revocó la osadía otorgada a Iturriaga Neumann, beneficio que se la había concedido a  comienzos de ese mes por parte de la Corte de Apelaciones

Torres Silva, el preferido de Pinochet

Conocido como “el fiscal favorito de Pinochet”, Fernando Torres Silva fue un hombre esencia en el régimen marcial. Como auditor universal del Ejército y fiscal, el abogado estuvo a cargo de más de 200 procesamientos por atentados contra miembros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR).

Entre los casos más emblemáticos a los que está vinculado figuran el del crimen del dirigente sindicalista Tucapel Jiménez, en 1982, por el que fue procesado como encubridor. Adicionalmente, cumple actualmente una condena de 10 abriles y un día, por el homicidio del químico de la DINA, Eugenio Berríos, quien murió en Uruguay en 1992.

Durante su cargo en el Ejército, Torres Silva investigó encima el atentado a Pinochet ocurrido en 1986. Al cerrar la causa –tres abriles después- pidió pena de asesinato para nueve involucrados, que pertenecían al FPMR.

A inicios del régimen marcial, Torres Silva formó parte de los consejos de supresión y abriles a posteriori, se distanció de los cercanos a Pinochet, quienes lo acusaron de recomendarle alucinar a Londres al fallecido universal, donde fue detenido.

 “El Fanta”, “Pegaso” y Herrera Jiménez

Miguel Estay Reyno, “El Fanta”, fue condenado a prisión perpetua por el denominado Caso Degollados, un episodio que en 1985 costó la vida de Manuel Campeador, José Manuel Parada y Santiago Nattino, todos militantes comunistas.

Estay Reyno, de 64 abriles, todavía perteneció al PC, pero terminó como agente del régimen marcial.

Claudio Salazar, “El Pegaso”, incluso está vinculado al Caso Degollados. Salazar, ex miembro de la Dirección de Comunicaciones de Carabineros (Dicomcar), pidió perdón públicamente en 1995 y luego a través de una carta seis abriles posteriormente. Hace dos semanas la Corte de Apelaciones de Santiago le otorgó la excarcelación condicional.

En tanto, el longevo de Ejército en retiro Carlos Herrera Jiménez, fue condenado por el homicidio de Tucapel Jiménez, ocurrido en 1982. Por dicho crimen pidió perdón el año 2001 y actualmente cumple condena perpetua.

Fuente:T13.cl

loading...