Los secretos de la histórica clasificación de Venezuela a la final del Mundial Sub 20 de Corea del Sur

0
649
loading...

Venezuela juega, se gusta, golea y se divierte. Igualmente defiende y se crece cuando el fútbol lo ha puesto contra las cuerdas.

Esta es la fórmula que identifica a la histórica selección vinotinto que clasificó a su primera final de un mundial de fútbol de su historia al derrotar a Uruguay en penales en la Copa del Mundo Sub20 de Corea del Sur.

Su rival el domingo será Inglaterra, el otro gran protagonista del torneo, que remontó para vencer claramente a Italia 3-1.

Sosa entró en el segundo tiempo y consiguió el crucial gol del igualada para Venezuela en tiempo de descuento.

Un nota que refleja la trascendencia de lo conseguido por Venezuela es el hecho que para los ingleses asimismo será su primera final en un mundial que vio triunfar en el pasado figuras como Diego Armando Maradona, Bebeto, Luis Figo, Iker Casillas o el mismo Lionel Messi.

Resistor charrúa

No fue el mejor partido de Venezuela, que había llegado a semifinales con el cartel de favorita gracias a su espectacular torneo, en el que había sumado cinco victorias consecutivas, con 13 goles a merced y uno sólo en contra.

Durante buena parte del equipo el planteo de Uruguay surtió intención y parecía que la Celeste regresaría a su tercera final.

De La Cruz convirtió un penal sancionado gracias al sistema de videoarbitraje, pese a que en redes sociales no hay consenso sobre si hubo infracción.

El conjunto dirigido por Rafael Dudamel estuvo al filo de la aniquilación luego del tanto original de Uruguay en el minuto cuatro de la segunda parte, traumatizado por Nicolás de la Cruz al trocar un divulgación penal señalado gracias al sistema de videoarbitraje, conocido como VAR.

Pero cuando ya se había cumplido el minuto 90 una desliz en el borde del radio cometida sobre Yangel Herrera, el capitán venezolano, propició el igualada de tiro desenvuelto de Samuel Sosa.

El igualada se mantuvo durante el tiempo suplementario lo que dio paso a la definición por penales y a la exhibición del zaguero Wuilker Faríñéz, quien detuvo dos lanzamientos.

La decisiva parada de Faríñez para darle la histórica clasificación de Venezuela.

En una tanda en la que se utilizó el nuevo sistema ABBA implementado por la FIFA, Venezuela empezó marcando y posteriormente aprovechó el dictamen de Rodríguez en el segundo penal consecutivo de Uruguay para poner presión sobre su rival al transfigurar sus siguientes dos oportunidades.

Uruguay empató el señalador con sus siguientes dos penales y la contienda se igualó cuando Venezuela falló el primero de sus siguientes dos cobros, que Soteldo estrelló en el palo.

Antaño de que Uruguay volviera a cobrar, sin incautación, Herrera volvió a poner delante a la Vinotinto.

Y todo terminó cuando el guardameta Fariñez paró acrobáticamente con un pie el disparo de De La Cruz, el postrer penal de la tanda.

La figura de Dudamel

El triunfo le permite a Venezuela conseguir el viejo éxito de su fútbol al avanzar a la primera final de un torneo mundial de su historia.

Se trata de un resultado sorpresivo en el ámbito futbolero del mundo, pero esperado en el seno del seleccionado venezolano.

“Su gran mérito y su gran secreto ha sido la preparación”, explicó Juan Carlos Rutilo, fundador y director del portal dirigido a la selección venezolana Vinotinto.com.

Dudamel asumió el provocación de enderezar el camino de Venezuela tanto e la selección adulta como de las categorías inferiores.

“Nunca antes se dio una preparación tan intensa, tan planificada y tan precisa como la que estructuró el técnico Rafael Dudamel con el apoyo de la federación”, resaltó.

Rutilo enfatizó la importancia de la figura del preparador venezolano, de quien destaca una “personalidad que le permite tener mucha llegada entre la juventud gracias a una trayectoria que en muchos aspectos ha sido intachable”.

“Dudamel es una persona preparada, de buenas maneras, de un gran discurso y así lo ha sido a lo largo de su carrera”.

“Muchas veces portó la banda de capitán de la selección, era el que ordenaba, el que arengaba y asumió un liderazgo en el que exigió durante su etapa como jugador mejores condiciones para entrenar, de alojamiento durante las concentraciones”.

Según Rutilo, la figura de Dudamel, quien tuvo una experiencia mundialista en el torneo Sub17 de 2013, va más allá de lo futbolístico y eso le ha permitido extraer lo mejor de una gestación admirable de jugadores.

“Su relación es la de un padre con sus hijos y eso ya lo ha dicho en muchas oportunidades, que son una gran familia, lo que se ve durante las celebraciones”.

A medida que ha transcurrido el torneo ha aumentado el número de banderas venezolanas en las gradas de los estadios en Corea del Sur.

Esa unión asimismo se ve reforzada por la difícil situación que está viviendo Venezuela, sumergida en una profunda crisis política y social, que ha servido de estímulo para los jugadores y cuerpo técnico.

En medio del alegría fue el propio Dudamel quien envió un mensaje al presidente de Venezuela Nicolás Reflexivo.

“Por favor, paren ya las armas”, dijo el técnico venezolano en declaraciones a DirectTV Sports.

“Hoy la alegría no las ha dado un chico de 17 años y ayer murió uno de 17 años. Presidente, paremos ya las armas, que esos chicos que salen a la calle lo único que quieren es una Venezuela mejor”.

Para Rutilo “ellos sienten que son quienes están llamados a darle alegrías al país y lo llevan con responsabilidad”.

“Una de las imágenes que más difundieron en redes sociales desde Corea del Sur fue una en la que estaba la selección concentrada en un salón, recibiendo charla motivacional, y la foto de fondo era una de las marchas en Venezuela, con la bandera”.

Prudencia futbolística

El crecimiento de Venezuela en el mundo del balón se ha intensificado en la última decenio, época en la que logró clasificar a su primer mundial sub20 en 2009 -equipo liderado por Salomón Rondón- y a su primera semifinal de una Copa América en 2011.

Para el director de la Vinotinto.com eso se debe a un proceso que se ha enfocado en las categorías inferiores.

“Siempre habían sido el punto débil del país, pero desde la federación se escuchó los pedidos de Richard Páez, César Farías y otros técnicos y futbolistas que habían vivido en carne propia como iban a los torneos con ilusión, pero regresaban con el arco lleno de goles”.

Muchos de los futbolistas venezolanos ya juegan fuera de su país.

“Esos eran jugadores sin ninguna malicia, totalmente nobles, sin experiencia ni recorrido internacional. Incluso sin haber debutado en la primera división de Venezuela”, recordó.

Entre las medidas que se han tomado está en la formación de entrenadores, el surgimiento de torneos nacionales sub17 y sub20 y se obliga a los equipos a alinear por lo menos un alegre en sus formaciones en cancha.

“Ahora son futbolistas que tienen mucho fogueo y vemos a jugadores que están en Corea del Sur que son figuras en sus equipos profesionales, sean en el ámbito nacional o en el extranjero”.

Peñaranda debutó en la Venda en España con el Bomba en noviembre de 2015.

Ejemplo de ello es el fichaje del capitán Herrera por el Manchester City, el protagonismo de Yeferson Soteldo en el fútbol chileno o la irrupción de Adalberto Peñaranda en el fútbol castellano.

“Incluso Faríñez es uno de los jugadores más importantes del Caracas y frente a Uruguay se pudo ver una de sus principales virtudes, que es atajar penaltis”.

“He tenido oportunidad de verlo en la concentraciones y esa es una faceta de su juego que entrena mucho”, destacó Rutilo.

Farínez y cada uno de los jugadores venezolanos saben que el domingo contra Inglaterra tendrán una oportunidad única, conscientes que enfrente tendrán a un equipo plagado de jugadores que ya han debutado en los principales clubes de la Lazo Premier.

Solanke celebra el gol de la triunfo contra Italia.

Eso lo padeció Italia, que sucumbió a dos goles de Dominic Solanke, nuevo fichaje del Liverpool, y otro de Ademola Lookman, figura del Everton.

El título sería una correr que nunca se pensaba podía obtener un país como Venezuela, pero más allá del resultado en Suwón, los aficionados de la Vinotinto ya ven con optimismo en dirección a el futuro para alcanzar el gran sueño que siempre ha tenido su fútbol: clasificar por primera vez a la grado final de un Mundial categórico.

loading...