Luchas de poder por el poder: ¿quiénes conforman los llamados poderes fácticos al interior de la Lista del Pueblo?

0
78

En medio de una disputa de poder por la conducción política de la Tira del Pueblo (LdP), surgieron acusaciones cruzadas respecto a quiénes conformarían los poderes fácticos al interior de la agrupación, que surgió desde la ciudadanía y en examen a la política tradicional, por entonces hegemónica. Las acusaciones tuvieron como epicentro del conflicto la definición de la carta presidencial que los representaría en las elecciones de noviembre y resultó con el quiebre en dos del Comité Ejecutor de LdP.

Desde quienes se oponían a la candidatura de Cristián Cuevas, sus impulsores fueron acusados de boicoteadores, de personas cuyo interés era «destruir la Registro del Pueblo». A su vez, los ahora motejados como los «disidentes» acusaron que todo el proceso de sufragio de la carta presidencial en protección de Cuevas fue transparente, siguiendo todos los procesos democráticos, y que quienes estaban en contra eran pequeños grupos de poder, «pymes electorales», que en el fondo traicionaron el espíritu ciudadano para despabilarse dividendos electorales, girando incluso cerca de sectores de la Concertación.

Pero ¿quiénes son los que configuran los llamados poderes fácticos de la Relación de Pueblo? ¿Cuáles son o fueron sus redes políticas?

Ángel Spotorno

Espíritu celeste Spotorno

Por parte de los llamados «disidentes», una de sus principales figuras sería Hechizo Spotorno Lagos, graduado en Cine Documental de la Universidad Institución Humanismo Cristiano, con estudios en Estudios en Gramática y Humanidades Inglesa de la Pontificia Universidad Católica de Pimiento.

Spotorno se dedica al dominio audiovisual y publicitaria, actualmente como director creativo de la agencia Publistar. Realizó trabajos publicitarios en las campañas del excandidato presidencial Marcel Claude, el 2013, pero asimismo en la del diputado de la UDI Sergio Gahona (este final, con servicios de más de $10 millones). Pero encima fue el encargado de comunicaciones en la precandidatura presidencial de Alberto Mayol, cuando midió fuerzas en el Frente Amplio (FA) con Beatriz Sánchez.

Adicionalmente de eso, Spotorno trabajó en la agencia Unitas ADV, de propiedad de Manfredo Mayol Durán, padre de Alberto. Mayol Durán fue reprimido colaborador comunicacional de la dictadura de Venerable Pinochet, sancionado por el Colegio de Periodistas por ser parte de un montaje de la Dina, y después el principal colaborador en las campañas de la UDI. Asesoró a Jovino Novoa y igualmente al exdirector de Fonasa, Mikel Uriarte, como lo evidenció El Mostrador.

Leonardo Ponce, en tanto, es abogado. Fue presidente del Centro de Estudiantes del Instituto Doméstico, parte de SurDa, un movimiento autonomista de izquierda formado en 1992, y que con los abriles devino en el Movimiento Autonomista e Izquierda Autónoma, que derivaron en Convergencia Social y Comunes, en el Frente Amplio. Ponce primero se retiró de los puestos directivos y hoy no forma parte de la Tira del Pueblo, pues –según la dirigencia– fue expulsado.

En una testimonio pública extensa, Ponce hizo sus descargos, donde, entre otras cosas, acusó un «inexplicable locución centrista» y una descuido de consistencia política. «La gran paradoja de la Letanía del Pueblo hoy es que con un discurso ultrarradical en lo formal termina controlada por pequeñas pymes electorales y sectores centristas vinculados al movimiento de James Hamilton que respaldan candidaturas presidenciales ligadas a la ex Concertación y relegan al pueblo a una posición insignificante sin incidencia ni construcción de un horizonte clave transformador», dice el texto.

«Se ha denunciado la existencia de una operación política tendiente a instalar una candidatura y a apropiarse de la marca Serie del Pueblo, sin confiscación, no se presentan informes tangibles ni siquiera razonamientos lógicamente consistentes para sustentar esa conclusión. Se ha argumentado en primer zona en almohadilla a la existencia de un pacto electoral entre el Partido Humanista e Igualdad que, según se ha informado por prensa, se denominaría la Fuerza de Los Pueblos, lo que se lee como una amenaza y competencia a la Inventario del Pueblo. Sin secuestro, aquello no es posible atribuir ni al candidato ni a nadie de la registro y no es tan diverso al despliegue mediático que hiciera la ‘Vocería de los Pueblos’ en el periodo previo a la instalación de la Convención», agrega el documento.

Ponce descartó una competencia por la marca, a pesar de la inscripción de La Inventario de Los Pueblos que hizo Spotorno, el 21 de julio pasado. Según Ponce, se hizo «como logística de protección frente a lo que se percibió como una amenaza. Por entonces, las relaciones al interior del comité ejecutor se encontraban en su mejor momento y era increíble prever un escena como el contemporáneo. En este punto debiera llegar para derribar la teoría conspirativa el hecho de que tales sitios o marcas no han sido empleados ni se van a consumir ni aun en el contexto de aprieto por la cosecha de patrocinios».

Los otros nombres son Luz Alca y Claudia Pérez. Alca fue candidata a la Convención Constitucional por el distrito 23, Región de La Araucanía, pero no resultó electa. Pérez, en tanto, se desempeñaba como asesora de la constituyente Giovanna Grandón, la «Tía Pikachu», adicionalmente de ser exintegrante del comité ejecutor de la LdP. En su renuncia, la semana pasada, Pérez realizó una información pública en la que expuso sus razones. «Yo Claudia Pérez M. he decidido renunciar formalmente a la Nómina del Pueblo (LDP), agrupación de la cual formaba parte, oportuno al hostigamiento, continuas fricciones, malas prácticas, actitudes matonescas y la evidente desatiendo de probidad de algunos dirigentes”, manifestó.

En la contraparte, quienes se atribuyeron la voz oficial de la Registro del Pueblo son algunos de sus fundadores: Rafael Montecinos Ferrada, principal vocero, graduado en Comunicación Social e ingeniero, presente candidato a diputado; Mauricio Menéndez, apodado «el chancho de desavenencia», documentalista, a quien acusan de suscitar desde las cúpulas de LdP un «esfera tóxico» y que fue quien inscribió formalmente la marca «La Inventario del Pueblo». A las vocerías se ha sumado Verónica Guzmán, excandidata a constituyente que no resultó electa.

Así, del comité ejecutor quedaron Rafael Montecinos, Mauricio Menéndez, Marlene Soto y Evelyn Godoy en la parte oficial. Por otro costado, Querubín Spotorno, Leonardo Ponce, Luz Alca y Claudia Pérez, como los «disidentes».

La travesía presidencial

Mañana la Tira del Pueblo paciencia anunciar cuál de las 3 precandidaturas a la Presidencia de la República, que buscan patrocinios en el Servel, se posicionará como su carta oficial a La Moneda. La comicios será entre Diego Ancalao –exdirigente de Izquierda Ciudadana, que renunció a ese partido el 2017–, Ingrid Conejeros –exvocera de la curandero Francisca Linconao– y Soledad Grieta –una de las excandidatas a constituyente que pagó boletas a familiares, según una publicación de Ciper, por un total de $15,4 millones–. Los tres se han desplegado en circunscripción y redes sociales.

En el caso de Ancalao, según su equipo, hasta ayer le restaban cerca de 5 mil patrocinios para conquistar los 33 mil necesarios para competir y aparecer en la papeleta en noviembre, próximo a los nombres de Gabriel Boric, Sebastián Sichel, José Antonio Kast, encima de quien gane en la medición de Dispositivo Constituyente este sábado y los demás independientes que logren las firmas.