Malasia castigará con 3 años de prisión y una multa a quien difunda fake news sobre covid-19

0
66

La pandemia del coronavirus ha traído muchas fake news, por lo que las autoridades en reiteradas ocasiones han hecho el llamado a la población de efectuar sus fuentes. Claro, no solamente con este tema, sino con cualquier otro del que puedas dudar, que de hecho son casi todos.

En cada país del mundo se han tomado las medidas pertinentes para combatir la desinformación, pero en este caso hablaremos de Malasia, país en el que este viernes se firmó un decreto contra las noticiero falsas con el principal fin de consumir con la información errónea sobre la pandemia.

Cada persona a la que se le compruebe la difusión de información errónea será procesada frente a las autoridades y podrá enfrentarse a una multa aproximada de 24 mil dólares y hasta tres abriles de prisión.

Según este decreto, se tipifica como delito la creación, ofrecimiento, publicación, impresión y distribución de cualquier cosa relacionada con fake news que llegue a causar pánico en la población. Esta propuesta está muy proporcionadamente, solo que hay un pequeño problema, pues las fake news no se definen en un sentido concreto, por lo que los defensores de los derechos humanos comenzaron a externar preocupación por temor a que se abuse de este nuevo decreto.

El gobierno de Malasia explicó que adecuado a la pandemia, en enero de este año se otorgaron poderes de emergencia y se permitió que el decreto entrara en vigor el 12 de marzo sin la previa aprobación del parlamento, el cual suspendió sus actividades hasta agosto del 2021, momento en la que termina la vigencia del documento.

Malasia es un país que tiene aproximadamente 32 millones de habitantes y desde el inicio de la contingencia por coronavirus, se han identificado más de 319 mil casos positivos y 1200 muertes. Adicionalmente, a partir del inicio del programa de prevención el pasado 24 de febrero, se tienen informes de que los profesionales de la salubridad han administrado aproximadamente de 249 909 dosis.

La razón por la que las organizaciones humanistas han mostrado gran preocupación por el implemento de este decreto es porque el término de informativo falsas no se encuentra correctamente definido, por lo que los fiscales, haciendo uso de su autonomía y criterio, podrán delimitar quién ha infringido la ley y merece ser castigado, ya sea con una multa o la calabozo.