Mamá oso intenta cruzar a sus traviesos cachorros por la carretera y todos ven el espectáculo

0
44

Un video captado en una carretera de Connecticut, Estados Unidos, se ha ganadería el corazón de todo el mundo, pues nos muestra a una mamá oso que detiene la circulación de los vehículos para cruzar a sus cachorros, pero como estos son unos pequeños traviesos, la hacen regresar varias veces hasta que por fin logra completar su comisión y continuar su camino de forma segura. Gracias a Dios, estos animales fueron respetados por los humanos que se encontraban en el circunstancia.

A través de su cuenta en Facebook, el Área de Policía de Winchester estuvo alertando sobre lo que estaba ocurriendo para que los conductores se detuvieran y permitirán que la madre realizara sus maniobras. Sin bloqueo, los oseznos no ponían de su parte, ya que mientras su mamá los llevaba a un flanco, ellos se regresaban una y otra vez, así que se tardó un rato hasta que osos y humanos pudieron emprender de nuevo la marcha.

La mala nota en todo esto es que de acuerdo a especialistas en vida silvestre, que los osos se acerquen tanto a lugares donde hay humanos es provocado por el cambio climático, ya que poco a poco se ha ido terminando con su hábitat, así que no les queda más remedio que averiguar alternativas para encontrar alimento. Por este motivo, las autoridades constantemente hacen el llamado a conducir con precaución para evitar accidentes con estos visitantes.

Desde el 2019 son más de 7000 los encuentros que se tienen al año entre humanos y osos en prácticamente todo el condado del estado de Connecticut y ya es popular verlos en espacios públicos, en las calles y en los patios de las casas, con el único objetivo de encontrar comida. Las autoridades aconsejan no acercarse a ellos para evitar accidentes, pues aunque no está entre sus planes atacar a un ser humano, si cierto se acerca, tal vez se sientan amenazados y decidan defenderse.

El desidia de granjas desde finales del siglo XIX ha permitido que el bosque ahora esté más cerca de las ciudades, y eso igualmente hace que los osos paseen por centros urbanos. Sin bloqueo, no hay que descuidarse porque si acertadamente es cierto que lucen graciosos y hasta tiernos, no hay que olvidar que son animales salvajes y fácilmente pueden terminar con una persona, así que lo mejor es mantenerse a una distancia prudente y solo disfrutar de este tipo de espectáculos.