Marta Lagos: «Es una amenaza para la democracia que en la segunda vuelta llegue a votar menos gente».

0
22

La analista política Marta Lagos se refirió a los resultados de la primera revés de la sufragio presidencial en la que resultaron electos José Antonio Kast (Frente Social Cristiano) y Gabriel Boric (Apruebo Dignidad), considerando que esta fue «la última selección del antiguo ciclo», que los chilenos «no la consideraron importante» y que el hecho de que participe menos clan en la segunda reverso representa una «amenaza para la democracia».

En entrevista con El Mostrador en La Esencia, Lagos sostuvo que «yo creo que esta es la última votación del añoso ciclo. Los chilenos no consideraron que esta selección era importante, y yo creo que los partidos y candidatos fracasaron en convocar al votante más reticente. No creo que en 30 días puedan reactivarlo, eso me parecería un error clave comunicacional de parte de los candidatos de intentar impresionar a ese votante al cual no pudieron conseguir en todo el año. La décimo electoral viene descenso todo el año».

«Si nosotros tomamos los 7 millones que votaron, y calculamos que van a elegir los mismos 7 millones en la segunda revés, tenemos 2.859.000 votos la suma de Kast más Sichel, y la suma de Boric más ME-O, más Provoste son 3.164.000. A Kast le faltan 600 mil votos para montar a los 3 millones 500 que se necesitan para ser presidente, y a Boric le faltan 300 mil. ¿De dónde van a sacar estos candidatos si los dos están en la misma dificultad? Kast está en más dificultad que Boric», agregó la fundadora de Mori Pimiento.

Al observación se sumó el analista político de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), Fernando Wilson, quien prevé que es posible que exista un detención porción de renuncia en la segunda dorso delante la polarización de ambas candidaturas: «Es una alternativa nueva donde se van a evaluar conceptos distintos. Comparto que es probable que haya un calidad importante de renuncia (…) pero en términos gruesos, veo a un Gabriel Boric cuyo verbo corporal el domingo (…) no logra desmarcarse del personaje del líder del Frente Amplio (…) sigue hablando de compañeros, de transformación. No está consiguiendo crecer para incorporar al votante de centro asustado por su candidatura».

«El que no se sienta convencido, más aún con el mensaje de un Congreso empatado, lo que hace desde un principio inviable el programa de transformaciones de Gabriel Boric, es un marco absolutamente franco, en el cual el que va a cobrar es quien logre trasladarse al centro político más rápido», complementó.

Acto seguido, Marta Lagos advirtió que «hoy para la democracia es una amenaza el hecho de que la selección presidencial en la segunda reverso alcanzar a elegir menos familia». Y en el mismo sentido, sostuvo que «sería tremendamente dañino para el país que el presidente próximo fuera estimado con una cantidad inferior de votos en un momento tan histórico e importante como este».

Por otra parte, Wilson declaró que «la organización del nuevo sistema político favorece desde ya a un gobierno de dependencia. Eso favorece más a Kast, que ha centrado su campaña en este concepto de todo va a estar proporcionadamente, de recuperar el orden sabido. Otra cosa es que lo consiga, pero por lo menos lo está proponiendo desde esa visión».

«En un esquema así, la propuesta de Boric queda mucho más golpeada en términos de que al proponer transformaciones que ya no va a poder hacer, la temperatura esfera de Pimiento es otra, tiene que abastecer la nobleza de sus grupos, y vuelvo a insistir: mientras siga apelando al voto duro, claramente está condenado. Él está demostrando una gusto de minoría», añadió.

«Uno ve un esquema político (de Boric) que se está enganchando menos rápido que el de Kast», cerró Wilson.