Más de 6 mil personas accederán a gratuidad en salud tras firma de convenio Fonasa-Interior

0
567
loading...

La “Pensión de Amnistía”, que otorga el Tarea del Interior a un congregación determinado de personas –entre ellos afectados por montaña, catástrofes o incapacitados por circunstancias específicas- era considerada como un ingreso crematístico, impidiéndoles alcanzar a la cobertura gratuita que ofrece el sistema sabido de Salubridad.

Una interpretación administrativa dejaba fuera de las prestaciones gratuitas de vigor a un asociación de personas beneficiadas con “Pensiones de Gracejo”, sin incautación desde este martes, gracias a un convenio firmado por el Empleo del Interior y Fonasa, esta situación se revierte, lo que permitirá a dichos beneficiados poder lograr a todas las prestaciones que garantiza el sistema manifiesto de lozanía.

Se trata aproximadamente de 6.400 pensionados (el 40% del total de las pensiones de garbo) que perdieron la calidad de carentes de bienes, a quienes Fonasa atiende en el denominado “Grupo A”, ya que el beneficio crematístico –otorgado por el Servicio del Interior a un corro determinado de personas, entre ellos afectados por azar, catástrofes o incapacitados por circunstancias específicas- era considerado como un ingreso crematístico.

En consecuencia, los pensionados por donosura –la mayoría con invalidez física o con problemas de salud- debían destinar parte de dicha pensión a las cotizaciones de sanidad, a fin de poder acoger una atención médica, o peor aún, en caso que no cotizaran, debían avalar por cada atención recibida en forma particular.

El “Grupo A” de Fonasa está destinado para personas carentes de fortuna y garantiza gratuidad para todas las prestaciones de salubridad que ofrece el Estado. Estas personas pueden ceder a medicamentos, hospitalizaciones, exámenes, intervenciones quirúrgicas, y todos los servicios de lozanía apto en la red pública.

Por ejemplo, con la antigua interpretación, si una persona percibía ingresos por una pensión de absolución –equivalente a 166 mil pesos-, debía destinar 11.620 pesos (7%) para abastecer sus prestaciones de salubridad.

En el caso de los cotizantes, al momento de otorgarles la pensión de indulto, eran traspasados desde el clan A al tramo B de Fonasa, destinado a personas con un ingreso imponible mensual beocio o igual a $257.500. Misma situación la vivían aquellas personas que son carga sencillo.

El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, destacó la firma del convenio y explicó que “se soluciona una situación que, a todas luces, era injusta y poco autoexplicativa. Finalmente las personas que acceden a pensiones de gracia podrán utilizar íntegramente esos recursos para sus necesidades más urgentes, y no para los derechos que el Estado debe garantizarle a las personas más vulnerables de nuestro pais”.

Por su parte, la directora Doméstico de Fonasa, Jeanette Vega, relevó el hecho que “volvemos a hacer justicia con nuestros asegurados que más lo necesitan. El acceso a salud es un derecho de todos y todas quienes vivimos en Chile y como tal, no debe haber impedimento ni discriminación alguna para recibir las atenciones de salud que una persona requiere”.

 

Fuente:T13.cl

loading...