“Me enteré por la prensa”: la respuesta del general Rozas por el caso de Gustavo Gatica que revela su falta de control en Carabineros

0
114

“Me entero por la prensa”. Esta fue la respuesta que dio el militar de Carabineros Mario Rozas al ser consultado por cómo y cuándo se enteró del caso de Gustavo Gatica, el imberbe que sufrió la pérdida total de la visión producto del impacto de perdigones en su rostro cuando se encontraba sacando fotos el viernes 8 de noviembre en la Plaza de la Dignidad; durante las manifestaciones del estallido social.

Rozas fue interrogado en calidad de testimonio en la investigación que rebusca determinar quién o quiénes fueron los carabineros de Fuerzas Especiales que esa tarde dispararon y dejaron ciego a Gatica. Según la manifiesto del oficial consignada en La Tercera, Rozas se queda -en varias oportunidades- sin respuestas frente a las interrogantes del Tarea Manifiesto.

El caudillo director de Carabineros comenzó explicando que “cada operación policial tiene una planificación, ahí consta qué armamento se utiliza, municiones y también el responsable de la operación”.

“El responsable lo es en forma integral, es decir, por ejemplo, da orden de disparar, previene que existan abusos, él se hace cargo de todos los cursos de acción para cumplir el objetivo de la operación misma”, explica el genérico consultado por el fiscal FranciscofLedezma sobre el rol de esa mando.

Sacandose la responsabilidad, el mandamás de Carabineros reveló en ese minuto que cada cabecilla de servicio, en cada operación, decide qué munición se utiliza. “La diferencia entre una y otra munición es un tema operativo que no está dentro de mis competencias”, declaró Rozas delante Ledezma, la fiscal Ximena Chong y el comisario de la Batallones de Derechos Humanos de la PDI, Cristián Lizama.

“Por lo general se estaba utilizando la munición no letal perdigón, por lo menos eso es lo que se me ha informado y es la que ha causado la mayor cantidad de lesiones”, añadió el oficial.

Consultado específicamente por el caso de Gatica, cómo y cuándo se enteró de este hecho, Rozas dice: “Me entero por la prensa, no sé si en un programa de televisión o alguien me pregunta sobre esto, pero los detalles específicos yo no los conozco”.

“Hoy recién me entero que la ubicación del hecho es calle Carabineros de Chile con Vicuña Mackenna, yo tenía entendido que era en Pío Nono. No recuerdo quién me entregó esa información. A la pregunta del fiscal Ledezma, pese a la trascendencia del caso, yo no indagué formalmente sobre quiénes pudieron tener participación”, agregó Rozas.

Cerca de mencionar que tras las lesiones sufridas por Gatica, la prensa consultó varias veces a Rozas por el caso, y el común aseguró incluso que los policías estaban identificados. Sin secuestro, el mandamás de la institución explica en su exposición que “cuando yo en prensa indiqué que se sabía quiénes eran los funcionarios me refería que sabiendo día y circunstancia, es posible cruzar la información y determinar qué funcionarios estuvieron en el superficie”, dijo.

Delante el supuesto desconocimiento del común director, los fiscales Chong y Ledezma le exhiben a Rozas un video de una entrevista en CNN Pimiento, donde él mismo afirma que los responsables están identificados.

“No. Como le explico, yo sostengo que con un día, lugar y hora se puede determinar. Es ese el correcto sentido de lo que dije”, reiteró.

Rozas igualmente aseguró que tras conocerse el caso hubo un sumario interno pero no sabe el detalle de quién lo tiene a cargo. “Me basta con saber que exista sumario, pero por el volumen de información, aunque me encantaría, no conozco otros detalles. No sé dónde está radicado el sumario, pero le puedo enviar la información”, dijo a los fiscales.

En su defensa, Rozas aseguró que “no hay día en que yo no reitere la orden de procedimiento conforme a la ley, conforme al estado de derecho, el control y el buen trato de los detenidos. Permanentemente le reitero al alto mando la instrucción estratégica de respetar los derechos humanos y hacer un buen uso del material fiscal”.

Citando un oficio del 23 de octubre, en que el Tarea del Interior pide a Carabineros informar por casos de civiles lesionados o fallecidos en saco a la contingencia, los fiscales le preguntan a Rozas si fue él el encargado de informar a La Moneda sobre el caso de Gatica. “Tendría que levantar la información, a nivel de director de Orden y Seguridad o de secretario general se remitió esa información”, dijo sin dar cuenta sobre si recibió o no el documento.

Eso sí, Rozas dijo que conoció del documentación sobre traumas oculares que hizo el Hospital del Salvador, “solo como usuario de prensa”, porque “para restringir el uso de las escopetas el detalle de ese informe no fue un factor, me fue suficiente como información oficial la cifra de afectados”.

El universal director de Carabineros desconoció encima el funcionamiento de las cámaras que portan los efectivos de Fuerzas Especiales, “es cada escopetero una cámara”, comentó apuntando a que no sabe si se activa al disparar o si cuando está disparando está grabando. “Eso no lo sé, pese a que es una instrucción mía”.

Armas no letales

“Lo último que yo dispuse es utilizarlas solo frente a peligro inminente de muerte”, dijo Rozas a la fiscalía consultado sobre si conocía las reglas bajo las cuales Carabineros estaba facultado para vivir armas no letales.

Recordemos que a pesar de todas las evidencias, y a la suspensión del uso de estas municiones por parte de Carabineros, el Gobierno de Sebastián Piñera afirmó que los balines cumplen con los estándares internacionales sobre el uso de la fuerza y están confeccionadas en saco a las operaciones de paz que realiza Naciones Unidas. Sin incautación, un referencia de la Universidad de Pimiento estableció que los perdigones tienen un 20% de borrador y un 80% de sulfato de bario, plomo y silicio. Hecho que desató una nueva polémica.

Rozas reconoció que existen discrepancias en la composición de los balines y comentó que él mismo encargó un estudio en Pimiento y en el exógeno. Bajo esa premisa, el genérico director dijo que se revisó la operación y lo que decía el proveedor, pero que “con el estudio de la Universidad de Chile surge la primera duda razonable sobre la composición del perdigón y, en este caso, se decide, además, levantar la posibilidad de adquirir otro tipo de armamento no letal antidisturbios, que disminuya el riesgo de lesiones”.

El oficial recordó a los investigadores que el armas que se habría utilizado contra Gatica y otros manifestantes “solo se usaría en caso de peligro de muerte”, sin bloqueo, sobre esta instrucción no hay documentos, solo una instrucción verbal de Rozas a su director de Provisión. Adicionalmente, aseguró que en cada capacitación había instrucciones para los uniformados sobre cómo se debían dirigir los disparos para causar menos daños a las personas

“Por uso de perdigón o impacto balístico hay abiertos cerca de 400 a 480 sumarios. En Punta Arenas hay 54, según recuerdo, pero puedo enviarle la información exacta”, comentó.

Frente a la pregunta sobre si los balines fueron probados antiguamente de su uso para el estallido social, Rozas todavía dijo desconocer esta información. Y sobre si premeditadamente de las manifestaciones posteriormente del 18 de octubre se habían adquirido más municiones respondió lo mismo: “Desconozco, pero le predo enviar el detalle”.

Finalmente, consultado por cuántos oficiales y suboficiales de Carabineros están certificados para el uso de este armamento no pernicioso antidisturbios, Rozas admitió no maneja el número. “Pueden ser oficiales o suboficiales. No tengo el detalle tampoco sobre si hay certificación automática o si por sus funciones, siempre pueden utilizarlas funcionarios Gope o FF.EE”.

Rozas cerró el interrogatorio apuntando al común Ricardo Yáñez.”“Esto está en el interior del ámbito operante y no sé si el director de Orden y Seguridad ha pedido ese detalle. Yo no lo he pedido en este periodo, en todo caso lo puedo entregar”, concluyó.