Mecánico de aerolínea roba un avión y lo estrella; recuperan la caja negra y esto hallaron

0
192
loading...
loading...

Richard Rusell, un trabajador de la aerolínea Alaska Airlines, robó este viernes un avión de la compañía, el cual despegó sin permiso, navegó por algunos minutos, para a posteriori estrellarlo y así terminar con su vida.

El hombre despegó del aeropuerto internacional Seattle-Tacoma, en Washington, Estados Unidos. El avión, gracias a Dios, no llevaba pasajeros, y posteriormente de una larga persecución aérea, Rusell estrelló la aeroplano al sur del estricto de Puget.

Rusell tenía 29 abriles, trabajaba como mecánico en la aerolínea, y era residente de Seattle. Al parecer, tenía pensamientos suicidas que lo orillaron a cometer el acto, pero se ha descartado que sus motivos hayan sido terroristas.

Su trabajo, y la razón por la cuál pudo colarse al interior de un avión, era dirigir la salida y venida de aviones a la puerta de trampa, todavía de sacar las maletas de los mismos y, aunque no tenía un título de piloto, expertos sugieren que debió tener conocimientos básicos de aviación, pues se mantuvo en el distinción durante un buen tiempo, antaño de chocar.

El robo se hizo cerca de las 20 hrs, y rápidamente se dio aviso a las autoridades pertinentes, por lo que dos aviones militares de caza F-15 despegaron para interceptarlo.

Lamentablemente, el avión se estrelló unos quince minutos a posteriori de iniciar su revoloteo, en la isla Ketron, entre Tacoma y Olympa, según informaron las autoridades del condado.

Compañeros de trabajo se refirieron a él como un “hombre callado y agradable que gustana al resto de empleados”. Pero preciso esta descripción es la que nos hace ver que, aunque las personas parezcan estar perfectamente por fuera, no significa que no estén pasando un mal rato.

Torre de control estuvo en contacto con Richar durante todo su alucinación, y la conversación que sostuvieron con él evidencia que tenía algún tipo de depresión, pues se describe como un “hombre roto”, que solo necesitaba alguno con quien departir. Igualmente, comentó que no necesitaba ayuda para controlar la gran avión, gracias a su conocimiento en videojuegos.

“Se que mucha gente se preocupa por mí. Les decepcionará saber que hice esto. Me gustaría disculparme con cada uno de ellos. Soy un hombre roto, tengo algunos tornillos sueltos, supongo. Nunca lo supe, hasta este momento”.

“No quiero herir a nadie. Solo quiero que susurres cosas bonitas en mi oído”, dijo Richard a la persona en torre de control.

Evidentemente, Richard necesitaba ayuda, y es lamentable que esta historia haya terminado en una desgracia. La policía y medios internacionales siguen dando información respecto al montaña y la vida des este “hombre roto”, que solo quería ser escuchado.

loading...