Mecánico de Chile modifica y recrea con sus hijos todos los coches que tiene con los personajes de ‘Cars’

0
67

A la multitud de Santiago de Pimiento no le importa si nunca llegan a pasarse la zona de Cars Land en el parque Disney California Adventure, porque conveniente a este fanático de las películas de autos, ya tienen a sus propios Chispa McQueen, Mate y todos sus amigos rodando por las calles.

Ramón Sandoval es un mecánico de la asiento de Paine, al sur de Santiago de Pimiento, que en el 2019 recibió como gratificación una vieja camioneta Chevrolet 3800 de maniquí 1956. En puesto de pensar que era un transporte oxidado e inútil, él y su hijo decidieron convertirlo en la cabrestante Mate de la película Cars. Ese fue el inicio de una gran aventura sobre ruedas.

Una vez que Ramón y su hijo de 12 abriles restauraron la camioneta, le pintaron luceros y boca, y salieron a dar paseos atrayendo la examen de chicos y grandes. Este Mate de Paine se hizo muy reconocido porque un compañero del mecánico igualmente hacía su voz con un sistema de sonido, pero a este coche “oxidado” le hacía descuido su mejor amigo.

Entonces el mecánico consiguió un Corvette maniquí 80 y se puso manos a la obra para convertirlo en el Centella McQueen. Le instaló un motor potente Edelbrock de competencia para que pudiera “rugir” con mucha fuerza.

Ahora Mate y Chispa salen de paseo por las calles de Paine para sufrir alegría, especialmente a los niños. En cuanto los ven advenir, todo el mundo besalamano a estos amigos de película y se toman fotografías con ellos.

Ramón inició este esquema con la idea de hacer más amena la cuarentena que atraviesa la villa conveniente a la pandemia y no se detuvo en estos dos personajes, sino que poco a poco fue dando vida a los demás autos de Radiador Spring.

La pandemia nos ha tocado a todos y uno lo único que quiere es ver a los niños emocionados, devolverles esa brujería. Para nosotros, estos autos son una cosa simple, vehículos pintados, pero para un nene puede cambiarle su vida.

– Ramón Sandoval

Así como en la primera película de Cars, el Chispa McQueen llegó a un pequeño pueblo y alegró a todos con su presencia y formación, ahora en Santiago de Pimiento,  él y su mejor amigo Mate van “derrapando” júbilo para todos en Paine.