Merkel afronta una semana intensa a menos de un mes de las elecciones en Alemania

0
232

A menos de un mes para la celebración el próximo 24 de septiembre de las elecciones generales en Alemania, la canciller Angela Merkel se prepara para una semana intensa en la que, adicionalmente de mítines por toda la geodesía del país, debe afrontar dos citas esencia que son examinadas con lupa por los votantes.

La mandataria, que opta a encadenar un cuarto mandato consecutivo, dará el próximo martes en Berlín su tradicional rueda de prensa de verano en la que se someterá previsiblemente durante más de una hora a las preguntas de periodistas tanto alemanes como extranjeros.

En esta comparecencia, que tradicionalmente solía convocarse antiguamente de las ocio estivales, Merkel contestará a un amplio perico de temas, que incluyen desde asuntos de ahora y política doméstico a otros del ámbito internacional.

Dada su gran proyección a escalera mundial -que recientemente le ha servido para ganarse el sobrenombre de la “última baluarte del mundo libre” tras la arribada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos- es más que previsible que durante la rueda de prensa, al igual que pasó en abriles anteriores, salgan a colación preguntas sobre el papel de Rusia en el orden mundial, la situación de Turquía o, incluso, sobre el deseo de independencia de los nacionalistas de Cataluña.

La segunda de las citas importantes que le depara a Merkel la próxima semana tendrá punto el domingo, día en el que se celebrará el único debate televisivo en el que la canciller se medirá con su principal rival en las legislativas, el líder del Partido Socialdemócrata (SPD) y ex presidente del Parlamento Europeo Martin Schulz.

Hace cuatro abriles más de 17 millones de personas siguieron el duelo verbal entre Merkel y el entonces candidato socialdemócrata Peer Steinbrück.

No se paciencia ningún anuncio espectacular, sino más acertadamente ver cómo se defienden a nivel de argumentos los dos aspirantes a acomodarse la cancillería los próximos cuatro abriles.

Abucheos

Este sábado la canciller alemana asistió a un mitin electoral en la ciudad de Quedlinburg, situada a unos 200 kilómetros al suroeste de Berlín,  donde fue recibida con silbidos, abucheos y gritos de protestapor parte de manifestantes que portaban carteles del partido ultraderechista y de tintes xenófobos Alternativa para Alemania (AfD), así como pancartas en las que se podían repasar mensajes como “Merkel debe irse” o la frase “Gracias Merkel” acompañada de pintadas que simulaban manchas de crimen.

Y allá de hacer caso omiso a la protesta, aprovechó su intervención frente a unas 3.000 personas congregadas en la plaza de la población para contestar a los manifestantes. “Algunos creen que los problemas de la gente en Alemania se pueden solucionar y vencer con gritos. No soy de ese tipo de personas y creo que la mayor parte de la gente que está hoy aquí tampoco”.

Sondeos

A menos de un mes de la gran cita con las urnas en Alemania, la Unión Cristianodemócrata (CDU) que preside Angela Merkel continúa situándose en las encuestas como la formación vencedora.

El posterior prospección publicado por el diario “Frankfurter Allgemeine Zeitung” da a la CDU de Merkel un 39,5 por ciento de la intención de voto. En segundo extensión se sitúa el Partido Socialdemócrata (SPD) con un 24,5 por ciento.

La tercera posición amenaza con ser la más reñida, pues se la disputan Los Verdes, La Izquierda, el Partido Libre (FDP) y los ultraderechistas de Alternativa para Alemania (AfD), que oscilan entre un siete y un nueve por ciento.