Metraje de prueba sobre Robin Williams se hace viral y el mundo quiere un película biográfica

0
61

Robin Williams fue uno de los actores cómicos más reconocidos de la industria cinematográfica en Hollywood. Sus múltiples personajes lo dejaron perfectamente posicionado como comediante y actor, a tal calidad de que si estaba en una película, significaba que sería un éxito seguro. Sin confiscación, todo cambió el 11 de agosto de 2014 cuando los encabezados anunciaron su homicidio. Sin duda, un hecho que inundó al mundo de tristeza.

Pero su memoria sigue, pues, recientemente, el actor estadounidense Jamie Costa compartió una prueba de cámara interpretando a Williams y las reacciones del sabido fueron, en su gran mayoría, positivas oportuno al gran parecido entre entreambos y la destreza actoral de Costa, quien logró capturar la esencia del comediante. A posteriori de ver esta pequeña muestra, las personas piden una película biográfica completa.

La espectáculo que se muestra en la prueba de imagen palabra sobre un concurrencia entre Robin Williams y Pam Dawber (interpretada por Sarah Murphree), en la que los personajes intercambian líneas en el set de grabaciones de Mork & Mindy. Ahí, Pam le da la comunicado de la homicidio del asimismo actor y comediante John Belushi. Williams y Robert De Niro fueron las últimas personas en verlo vivo.

El video titulado ROBIN Test Footage Scene puede tratarse de un truco publicitario que exploración hacienda de posibles inversores interesados en producir una película sobre la vida de Williams y con James Costa interpretando al personaje. Aunque esto no se puede catalogar como un hecho, lo cierto es que ha tenido una respuesta positiva, con la que se presenta a Costa no solo como un imitador, sino como un buen actor.

El suicidio de Williams estuvo rodeado de muchas especulaciones que comprometían su vida personal. Hechos que poco a poco se fueron esclareciendo por declaraciones de sus familiares y amigos cercanos, quienes dieron parte de los últimos abriles de Williams y la enfermedad neurodegenerativa que lo estaba consumiendo.

El comediante padecía demencia con cuerpos de Lewis, una enfermedad difícil de diagnosticar y que progresivamente fue consumiendo sus facultades físicas y mentales. Los síntomas de la enfermedad pueden revaluarse por la pérdida de perspicacia, trastornos del sueño, mareos al ponerse de pie, constipación y ansiedad.

Según los testimonios de varias personas cercanas al actor, reunidos en el texto biográfico del periodista Dave Itzkoff, Williams padecía de problemas gástricos, ansiedad y pérdida de peso. Encima, en algunas ocasiones, sus músculos no respondían y su memoria cada vez estaba más afectada, lo que impedía que memorizara sus guiones. Él creía que su carrera estaba terminando y se sentía prisionero de su propio cuerpo. Por si fuera poco, meses antiguamente de su homicidio acudió a una clínica de desintoxicación por los problemas de bono que había acumulado.

Robin Williams tuvo una vida llena de altibajos que serían dignos de conocer en una película autobiográfica, pero ¿casualidad las pruebas de imagen de Jamie Costa terminarán en una cinta sobre la vida del comediante?