México consigue triunfo de 2-1 ante Nueva Zelanda, la “cenicienta” de la Confederaciones

0
524
loading...

México cumplió y ganó con remontada (2-1) a una intensa y rocosa Nueva Zelanda, que pese ser considerada la cenicienta de esta impresión de la Copa Confederaciones le puso serias dificultades a la escuadra mexica.

Con ese resultado, a México en la última marcha le bastará un igualada con Rusia, la anfitriona del torneo, para obtener el pase a semifinales.

Desde los primeros minutos, México tuvo dificultades para organizar sus ataques frente a intensidad de los neozelandeses, que con un gran despliegue físico presionaban muy en lo alto.

En la primera media hora de coyuntura, Nueva Zelanda consiguió incluso crear algunas claras ocasiones de peligro para la puerta defendida por Alfredo Talavera, que las solventó con solidez.

Cuando faltaba 15 minutos para el refrigerio, México se vio en la escazes de realizar el primer cambio por magulladura del defensa Carlos Salcedo, que fue retirado del campo en camilla.

En su sustitución, el “profesor” Juan Carlos Osorio lanzó al demarcación de distracción a Héctor Bronceado, autor del gol con que México empató ‘in extremis’ con Portugal (2-2) en la primera viaje del Liga A de la Copa Confederaciones.

La veterano posesión de México no infundía tranquilidad en el banquillo dirigido por el “profesor” Osorio, ya que los contraataques de Nueva Zelanda se tornaban cada vez más peligrosos.

A yerro de tres minutos del final de la primera parte, una pérdida de balón de los defensores mexicanos en las proximidades de su radio dejó a Chris Wood solo frente Talavera, ocasión que el punta neozelandés definió con frialdad para anticipar a su selección en el registrador.

Tras el refrigerio, México salió como un vendaval y creó varias ocasiones de peligro, pero fueron los “Kiwis”, por mediación de Wood, los que estuvieron a punto de conseguir aumentar la cuenta.

Una intervención milagrosa de Talavera, que le arrebató de los pies el balón a punta neozelandés, salvó la puerta mexicana.

Poco posteriormente, un internada por el constado izquierda de Javier Aquino, muy activo durante todo el partido, propició que el cuero llegara hasta la anterior del radio, desde donde con un potente disparo de media revés Raúl Jiménez dejó sin opciones al guardameta Stefan Manirovic y estableció la igualdad.

La remontada mexicana llegó tras una nueva incursión de Aquino por su facción: el punta de Tigres, tras sortear a su señalador, llegó hasta la ringlera de fondo, desde donde asistió a Oribe Peralta, que fusiló a Marinovic.

Pero Nueva Zelanda no estaba dispuesta a marcharse la lucha y buscó con tenacidad el igualada, que estuvo a punto de conseguir con un potente remate de Ryan Thomas que, para su mala fortuna, se estrelló en el palo.

Cuando estaba por terminar el tiempo reglamentario, una desatiendo en el medio del campo degeneró en un la batahola que el arbitro gambiano Garary Gassama, tras acogerse a VAR, resolvió con una cartulina amarilla.

loading...