«Mi esposo es gay pero no me importa»: Él me ama y yo apoyo su orientación

0
41

«Se que me ama, no me importa que sea gay» Es así como Brynn Embley defiende a capa y espada su relación con su cónyuge Mathew, con quien tiene dos hijas. Él salió del closet y aún así la pareja sigue casada, viven felices y disfrutan de su intimidad juntos.

Instagram @gayprofessordad

Cada pareja es diferente, eso está claro, y la formada por Brynn y Matthew son el más holgado claro ejemplo de ello. Sólo ellos saben sus propias reglas y lo que permiten, o no, en el interior de su relación.

Para la gran mayoría de personas, sin confiscación, este tipo de relaciones tan «abiertas» siguen pareciendo extrañas y sorprendentes.
Brynn Embley, de 35 abriles de vida, y Matthew, de 33, han decidido dar a conocer su peculiar historia en un afán de inspirar a otras personas o parejas que podrían estar viviendo en una situación similar.

 

Instagram @gayprofessordad

La atinado clan la conforman ellos dos y sus pequeñas hijas: Amandine, de dos abriles de etapa y Ginebra, de tan solo uno. Ellos se describen a sí mismo como muy felices y son monógamos. La madre es heterosexual, pero Matthew se identifica como gay y asegura sentirse más atraído por los hombres que por cualquier mujer.

Por extraño que parezca, la revelación de la orientación sexual de Matthew no fue luego de la boda, sino casi nada a los pocos días de haberse conocido en la iglesia en 2016.

Me miró directamente y dijo ‘Brynn, soy gay’. Lo remembranza porque parecía muy serio, o como si estuviera buscando algún tipo de reacción mía. Simplemente no fue un gran problema, él estaba conmigo, su sufragio, ¿Qué más importaba?

Instagram @gayprofessordad

Los dos son miembros activos de la Iglesia de Mesías y los Santos de los Últimos Días, una religión muy estricta y que no aprueba las relaciones entre personas del mismo sexo.

Matthew ha admitido que una de las más grandes motivaciones para comenzar a tener citas con mujeres fue el miedo a quedarse soltero y célibe por toda la vida y, si perfectamente él nones he tenido relaciones con ningún hombre, asegura que tenía miedo que su preferencia sexual fue un impedimento para tener una sana intimidad con su esposa; sin secuestro, luego de casados pudo darse cuenta que entreambos estaban cómodos:

“He escuchado a hombres homosexuales decir que ni siquiera pueden imaginarse tratando de tener relaciones sexuales con una mujer, y nunca me he sentido así”

Encima de ayudar a otros en situaciones similares, la atinado pareja ve su caso como un ejemplo para sus hijas; Matthew lo expresa así:

“Queremos que nuestros hijos sean felices y estén seguros de quiénes son y qué o a quién eligen y se sienten atraídos”

Instagram @gayprofessordad

A sostener de ellos mismos, su relación es atinado y no temen a las críticas ya que están muy seguros de sus decisiones de vida.

¿Qué opinas de este peculiar caso? ¿Estarías dispuesto a estar con cierto en una situación similar? Déjanos tus comentarios y recuerda compartir esta nota.

La entrada «Mi cónyuge es gay pero no me importa»: Él me ama y yo apoyo su orientación se publicó primero en Porque no se me ocurrio.