Michael Jackson iba a ser James Bond, el joven manos de tijera y el Profesor X

0
74

La enorme auge de Michael Jackson no solo lo convirtió en el Rey del Pop, en el mundo de la música, sino que en el cine asimismo anduvo un camino que comenzó en 1978, en The Wiz, una interpretación musical del Mago de Oz, donde interpretó al Mamarracho…

La película fue un fracaso en taquilla, pero ahí, Michael conoció a Quincy Jones, con quien produjo tres discos muy exitosos: Off the wall, Thriller y Bad, y encima fue nominado a un premio Saturn como Mejor actor secundario, que no ganó.

En 1986 fue el protagonista de una cinta de 20 minutos, dirigida por Francis Ford Coppola, citación Capitán Eo, que tenía mucha música y estuvo pensada como una apego para Disneyworld. En 1988 protagonizó Moonwalker, una película de ficción que hablaba del atropello con destino a los niños y el tráfico de drogas…

Moonwalker

En 1997 protagonizó Ghosts, un mediometraje que él mismo escribió, conexo al mismísimo Stephen King, y que presentó incluso en el Festival de Cannes. Encima ha aparecido en una serie de documentales y algunas breves participaciones y cameos en Men in Black II, Miss Decadencia y Retornar al Futuro II.

En algún momento se le mencionó para protagonizar El nuevo manos de tijera, pero al final el papel se lo quedó Johnny Depp, y igualmente para ser el profesor Charles Xavier en los X-Men… Se supo que pretendía tolerar al cine la vida de Edgar Allan Poe, pero su repentina homicidio lo impidió. Sin bloqueo, se ha revelado que lo siempre deseó fue convertirse en James Bond; sí, ser el agente 007…

James Bond

Michael Ovitz, una divisa como agente de Hollywood, en sus memorias destaca el interés que tenía Michael de hacerse con el papel del agente secreto más renombrado del cine, y narró esta extraña puntualización que está llena de guacamole:

Mientras hablaba (Michael Jackson), su sombrero cayó en el guacamole que tenía delante, lo sacó y se lo volvió a poner; desafortunadamente, con una podagra de guacamole en él, que comenzó a deslizarse por el borde. Ron Meyer golpeó mi pierna para aldabear mi atención, y todos observamos con horrorizada fascinación a medida que se deslizaba cada vez más, mientras Michael nos estaba hablando con fuerza sobre cómo sería el próximo héroe de entusiasmo de los Estados Unidos. Luego, la burbuja cayó y perdí totalmente a Ron. Igualmente me reí y Michael se marchó.

Guacamole

Luego de esto, continuó el productor:

Fui y lo alcancé, y le expliqué durante quince minutos que no nos habíamos estado riendo de él, sino del incidente. …Finalmente, la cara de Michael cambió. ‘Está perfectamente, Ovitz. Está correctamente ‘, dijo. ‘Pero quiero interpretar a James Bond’. Me enorgullece informar que no me reí esta vez.

James Bond

Seguramente, Ovitz pensó lo mismo que tú en este instante: “¡pero qué dem**ios!”. Claro que luego de lo sucedido con el guacamole, no podía arriesgarse a hacer enojar de nuevo a la letrero de la música…

Con todos sus abriles de experiencia, le dijo a Michael Jackson:

Eres delgado, eres demasiado sensible, no serás factible como un piedra de piedra. Serías bueno en eso, por supuesto, pero sería malo para ti.

James Bond

Y parece que funcionó… aunque no podemos desmentir que hubiera sido divertido verlo como protagonista de esta dinastía de bono y espionaje…