Miles de islamistas protestan en Dacca contra la decisión de Trump en Israel

0
169

Miles de manifestantes de la estructura islamista Hefazat-e-Islam protestaron en Dacca este miércoles contra la atrevimiento del presidente estadounidense, Donald Trump, de indagar a Jerusalén como la haber de Israel.

La manifestación comenzó con destino a el mediodía en las proximidades de la principal mezquita del país, la de Baitul Mukarram, situada en el sur de Dacca, y tenía previsto avanzar en dirección a el norte durante 9 kilómetros hasta la embajada estadounidense, pero la Policía detuvo la marcha posteriormente de que hubieran transcurrido 1,5 kilómetros.

“Al menos 8.000 se unieron a la protesta, pero finalizó de manera pacífica”, dijo a Efe un subcomisario de la Policía metropolitana de Dacca, Anwar Hossain.

Según Hossain, las fuerzas de seguridad impusieron algunas condiciones a los organizadores de la protesta, “como que no podían paralizar ninguna calle”, y anotó que todas las partes cooperaron.

“Cooperaron con nosotros y nosotros cooperamos con ellos, debido a que estaba relacionado con un sentimiento religioso”, explicó el subcomisario de Policía.

La protesta estuvo encabezada por el patrón de Hefazat-e-Islam en Dacca, Hossain Quasemi, que aseguró a Efe que seguirán convocando nuevas manifestaciones si Trump no da marcha detrás en su audacia.

“Demandamos que se cancele la decisión de Trump y que Jerusalén sea reconocida como la capital de Palestina”, sentenció Quasemi, que pidió una respuesta unida del “mundo islámico” para que continúen las protestas y se boicoteen los productos estadounidenses.

Hefazat-e-Islam, que tienen un gran poder de convocatoria en Bangladesh y ya logró este año la retirada de una estatua de la diosa griega Temis, imagen universal de la razón, del Tribunal Supremo, reveló que anunciarán más movilizaciones en los próximos días hasta que Estados Unidos dé marcha antes en su valentía.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidió la semana pasada rastrear Jerusalén como la caudal de Israel y trasladar allí desde Tel Aviv la embajada estadounidense, una medida que ha sido rechazada por los países de mayoría árabe y musulmana y buena parte de la comunidad internacional.