Millonario, polémico y tuitero empedernido: Donald Trump, el nuevo residente de la Casa Blanca

0
610
loading...
loading...

Deslenguado, rupturista, impulsivo y con un ego desbordante, son los calificativos con que más frecuentemente se describe a Donald Trump, el nuevo Presidente de Estados Unidos.

El atípico republicano de 70 abriles llega a la Casa Blanca tras una polémica campaña en que provocó conflictos internos en su partido, donde no todos compartían sus visiones, estilo y propuestas para “convertir a Estados Unidos grande de nuevo”.

Ese desapego de la hilera oficial es probable que se deba a la condición oscilante del 45° mandatario norteamericano, quien fue demócrata hasta 1987, luego republicano (1987-1999), miembro del partido de la Reforma (1999-2001), demócrata otra vez (2001-2009) y nuevamente republicano.

Dueño de una fortuna que Forbes ha calculado en US$ 3.700 millones, antiguamente de emprender su aventura en la política era conocido principalmente por su condición de magnate, dueño de hoteles de ostentación, campos de golf y casinos que llevan su nombre. Su rol como animador suerte del reality show “The Apprentice” (“El Aprendiz”) le permitió ampliar su inspección mundial.

Sus polémicas

Más allá de sus propuestas, Trump no ha demostrado tener filtro. Ha denunciado un sistema político “manipulado”, ha imputado a funcionarios de “corruptos” y, en su opinión, los medios “envenenan el espíritu de los estadounidenses”.

Sus polémicos planes fueron considerados afiebrados por muchos. El más destacado de ellos, la construcción del pared que propone para detener la inmigración clandestina en la frontera mexicana.

El tema de la inmigración fue uno de sus preferidos en la campaña. Llegó a asegurar que expulsaría a los 11 millones de indocumentados del país, cuyo costo se ha calculado en cerca de US$ 115 millones para Estados Unidos. A posteriori dijo que se concentraría en los cerca de tres millones de ilegales con informes penales.

La torpeza que hace sobre el cambio climático asimismo le generó la concurso de los principales científicos del mundo.

Durante la campaña, adicionalmente, insultó a mujeres, musulmanes, latinos y a los negros. Encima de denostar a su rival, Hillary Clinton.

Otro de los episodios controversiales que protagonizó tuvo relación con acusaciones de diversas mujeres en su contra por presunta atentado sexual y conductas inapropiadas, las que ha incapaz tajantemente, pese a que, a medida que avanzaba su campaña, se sumaron más.

A ello, se agrega la difusión de un video grabado en 2005 en que se escucha a Trump haciendo alarde de aprovechar su fama para “hacer cualquiera cosa” a las mujeres.

Una de sus últimas polémicas fue el veto a un periodista de CNN en su primera conferencia de prensa como presidente electo. Inaguantable por la filtración de un supuesto documento oficial que hacía narración a sus conductas sexuales y relaciones comerciales con Rusia, que fue publicada parcialmente por el medio, se negó a contestar las preguntas del periodista Jim Acosta.

Su triunfo

Escasamente se confirmó la vencimiento de Trump sobre Hillary Clinton el malestar de sus detractores no se dejó esperar. Una serie de manifestaciones en contra de la selección del magnate se sucedieron en diversos estados. Pero, ¿por qué ganó Trump?

Para explicar su vencimiento son varios factores los que se conjugan. Alejado del establishment político, el patrón desplegó un discurso duro durante su campaña que conquistó a un electorado postergado. Prometiendo devolver los “empleos perdidos” y a un “país perdido”, Trump consiguió movilizar numerosos electores.

Pero la tarea no fue claro. A lo dilatado de la campaña, el candidato se enfentó en varias ocasiones con el Partido Repubilcano, el principal respaldo de su postulación. Pese a los roces que tensionaron más de una vez esta relación, el conglomerado terminó alinéandose con su figura y arrancando la trofeo a Clinton.

La performance de la candidata demócrata todavía incidió en el triunfo de Trump. Son varios los que adscriben a la juicio de que la ex secretaria de Estado norteamericana era derechamente una mala candidata. De hecho, Barack Obama no logró traspasar su incorporación popularidad a la esposa de Bill Clinton. 

Su vida ascendiente

Al beneficio de su perfil político, su vida privada está llena de lujos. Su esposa Melania, una ex maniquí eslovena de 46 abriles, se ocupa de criar a Barron, el hijo de entreambos que ahora tiene 10 abriles, allí de los focos y la atención pública.

Sus hijos mayores, Ivanka, Donald Jr., Eric y Tiffany, son su principal apoyo (incluso en redes sociales). Los varones ahora se harán cargo de sus negocios, mientras que Ivanka se trasladará hasta Washington unido a su cónyuge, Jared Kushner, renombrado como asesor presidencial.

Un tuitero implacable

Twitter siempre fue una de las armas utilizadas por el magnate para atacar a sus opositores, a través de su [email protected], con más de 20 millones de seguidores. Sin bloqueo, desde que ganó la votación su palabra en la red social posee un giro mucho más importante. Lo que se diga ahí puede sacudir el mercado y rasgar nuevos escenarios.

Pese a eso, Trump no se cumplimiento falta. Se ha audaz en picada contra los medios de comunicación, distintas empresas de la industria automotriz mundial, las agencias de inteligencia de Estados Unidos, la actriz Meryl Streep, entre otros.

Otra de sus grandes polémicas ha sido con el actor Arnold Schwarzenegger, a quien criticó en duros términos por los bajos resultados del reality “El Aprendiz”, donde el ex director los sucedió.

El presidente ha asegurado que continuará con los mensajes desde la Oficina Oval, que para eso tiene a dos personas encargadas de subir todos los comentarios que les dicta.

Lo excéntrico es que el magnate ha asegurado que no le gusta tuitear, que preferiría ocuparse ese tiempo a otras cosas, pero que necesita hacerlo para defenderse de los medios de comunicación, aunque estos no siempre son los blancos de sus comentarios.

“Pensé que haría menos de eso (tuitear), pero la cobertura que hace la prensa sobre mí es tan deshonesta… Puedo hacer bing bing bing y seguir y lo ponen tan pronto como lo manifiesto”, le dijo hace poco al The Times britano.

¿Cuál es el origen de Donald Trump?

Nacido en Nueva York, es el cuarto de cinco hijos de un promotor inmobiliario neoyorquino. Temprano fue enviado a una escuela marcial para intentar calmar su temperamento eruptivo.

Tras estudiar negocios, se unió a la empresa hogareño. Su padre lo ayudó con lo que Trump denominó “un pequeño préstamo de un millón de dólares”.

Tomó el control del negocio allegado en 1971 e impuso su sello. Si su padre construía apartamentos para la clase media, él prefirió las torres de fastuosidad, los hoteles-casinos y los campos de golf, de Manhattan a Bombay.

Adicionalmente, es un apasionado del espectáculo: ha aparecido en shows de lucha evadido (pertenece al Salón de la Triunfo de la WWE) y hasta 2015 fue copropietario de los concursos Miss Universo y Miss Estados Unidos. De 2004 a 2015 animó “El Aprendiz”, programa que fue manido por decenas de millones de telespectadores.

Durante su campaña se negó a anunciar sus declaraciones de impuestos -una tradición para los candidatos a la Casa Blanca- y reconoció a regañadientes que no había pagado impuestos federales durante abriles, tras deber concreto una pérdida colosal de 916 millones de dólares en 1995.

Su tensa relación con la prensa

De acuerdo con una investigación del The New York Times, Donald Trump podría deber evadido impuestos por casi dos décadas.

Asimismo, los medios han cubierto los escándalos que han rodeado su campaña, mientras éste ha procesado un “trato injusto y sesgado”. 

“Son deshonestos, el New York Times es una mentira. Es tan mentiroso (…) no me podrían tratar peor”, indicó Trump durante uno de sus actos de campaña, que finalizó con cánticos del público contra CNN.

Asimismo, Trump ha sido portada de diversos medios, que incluso han editorializado su descontento con él y su campaña. En varias ocasiones fue objeto de sus portadas.

La revista Time tituló “Derretimiento.”, luego que estallaran varios escándalos durante la campaña de Trump

La revista Esquire lo calificó como un “Odiador en jefe”

Bravucón, showman, arruina fiestas, y demagogo, según Time.

El semanario inglés The Economist, en tanto, se preguntó: “¿En serio?”

Siete cosas que quizás no sabías de Trump

Estudió en una agrupación marcial

En su pubescencia, Trump fue enviado por su padre a estudiar a un colegio marcial a los 13 abriles. Eventualmente continuó sus estudios universitarios en la Universidad de Fordham, y después hizo una arte de suministro de empresas en la prestigiosa Escuela Wharton de Negocios en la Universidad de Pensilvania.

No toma vino

Según una entrevista de 2015, la razón de la dieta de Trump tiene que ver con la asesinato de su hermano Fred, víctima del dipsomanía en 1981, cuando solo tenía 41 abriles.

Es “germófobo”

El magnate estadounidense tiene una obsesión por la saneamiento personal. Trump escribió en uno de sus libros en 1997 que “estrechar la mano es una de las maldiciones estadounidenses… Da la casualidad de que yo soy obsesivo por tener las manos limpias. Me siento mucho mejor después de que me lavo las manos, cosa que hago lo más frecuentemente posible”.

Tiene un premio al peor actor

El nuevo presidente de Estados Unidos fue premiado en 1991 con uno de los infames Golden Raspberry Awards por su décimo en la película “Ghosts can’t do it” (Los fantasmas no pueden hacerlo), considerada por muchos como una de las peores producciones de la historia.

Allí, compartió una ambiente con Bo Derek, con quien tenía una cita de negocios a la que todavía asistía Anthony Quinn, interpretando al “esposo fantasma” de Derek.

Su residencia fue utilizada en una película de Batman

La Torre Trump, sede del magnate en Manhattan, apareció como la residencia del millonario Bruce Wayne en la película “Batman: El Caballero de la Noche Asciende”.

Existe un muestrario de mesa basado en él

En 1988 Trump lanzó su propio colección de mesa “Trump, the game” en el que los competidores intentan avanzar en un negocio imaginario de haberes raíces. El objetivo era dejar en bancarrota a los competidores.

Estuvo brevemente involucrado en la campaña presidencial del 2000

Donald Trump ya había pensado en la presidencia. Según The Hill, en 1999 Trump anunció que estaba considerando agenciárselas la nominación a la candidatura presidencial por el Partido Reformista.

Trump encabezó los resultados de la primaria de este pequeño partido en el estado de California, antaño de retirarse de la contienda poco a posteriori y regresar a sus negocios.

La sufragio presidencial del año 2000 fue eventualmente ganada por el republicano George W. Bush.

Fuente:T13.cl

loading...