Ministerio de Justicia anuncia rebaja de un 50% a los aranceles que cobran los notarios y conservadores para refinanciar un crédito hipotecario

0
125

Hoy, el ministro de Neutralidad y Derechos Humanos, Hernán Larraín, dio a conocer un decreto publicado esta mañana en el Diario Oficial, que dicta la inmediata disminución de un 50% de los aranceles que cobran los notarios y conservadores, para todos los tramites que realizan al momento de que las personas refinancian sus créditos hipotecarios.

En particular, este decreto del Servicio de Rectitud y Derechos Humanos, que comienza a regir a contar de hoy, establece que en el caso de las escrituras, así como en todos los otros gravámenes que emiten los notarios por sus gestiones (firmas, fotocopias, etcétera) durante el proceso refinanciamiento de créditos hipotecarios, podrán regir como mayor el 50% del derechos válido a la data, para cada una de esas actuaciones.

Mientras que, para el caso de los conservadores de acervo raíces, se estableció que el derechos por la diligencia de la abolición de hipotecas, gravámenes y prohibiciones, así como por las inscripciones que se practiquen en virtud de un refinanciamiento, y cualquier otra gala complementaria, podrán significar como mayor el 50% del costo válido a la momento, para cada uno de estos trámites.

Complementario a lo antedicho, el decreto establece que los notarios y conservadores, cuando realicen el recargo adicional al impuesto, conocido como “milaje” (cobro de $1 por cada $1.000 del valencia del refinanciamiento), sólo regirá en la medida que el monto del crédito nuevo sea superior al monto del crédito aludido, y siempre sobre la diferencia del valencia entre entreambos.

Actualmente, este cobro se realiza en todas de las operaciones de refinanciamiento por parte de actuario y asimismo del conservador, con un tope de hasta $128 millones, es opinar, generando un doble cobro de hasta $128.000 pesos al heredero, el cual con la nueva reglamento prácticamente se eliminará.

Al respecto, el ministro Hernán Larraín explicó que “lo que nosotros estamos haciendo hoy, es fijar límites a lo que puede cobrar un notario y un conservador al hacer el traspaso de una institución financiera a otra, para facilitarle la vida a cada chileno que tiene una deuda hipotecaria y opta por cambiarse de banco para refinanciar. (…) En la práctica, los aranceles que cobran los notarios y conservadores no son fijos por una sola actuación, por lo tanto, hoy se cobra de manera fragmentada, sumando un valor por la firma del notario, otro valor por la copia, otro valor por la certificación, cobrando entonces por distintas etapas. Con esta medida, en cada una de esas etapas, el costo se reduce a la mitad”

Según cifras del Gobierno, se ha estimado que los diferentes trámites que son necesarios para refinanciar un crédito hipotecario, conocidos como “costos operacionales”, tienen en promedio un valencia de $660.000, los cuales se reducirán al menos en un 50% con estas nuevas medidas*.

Asimismo, según datos de la Sondeo Financiera de Hogares del 2017 y de la Comisión para el Mercado Financiero, más de 1 millón de hogares mantienen deudas hipotecarias.

Esta iniciativa, finalmente, es importante destacar que se enmarca y se complementa con el esquema de Portabilidad Financiera, que el Gobierno presentó y actualmente se encuentra en trámite asamblea.