Ministerio de Justicia otorga primeros indultos en cárcel de mujeres de San Joaquín y ex penitenciaría

0
139

Con la publicación en el Diario Oficial, a contar de hoy comenzó a regir la nueva Ley de Indultos Conmutativos, que permitirá que 1.860 internos, que han cometido delitos menores y son población de peligro, o tienen permisos de salida, puedan cumplir el resto de su pena bajo arresto domiciliario.

Por este motivo, el ministro de Honradez y Derechos Humanos, Hernán Larraín, próximo al subsecretario de Probidad, Sebastián Valenzuela; la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, y el director doméstico de Gendarmería, Christian Alveal, visitaron esta mañana la calabozo de mujeres de San Joaquín y la Ex Penitenciaría, para comenzar a avisar los primeros indultos en la Región Metropolitana.

De este modo, las autoridades primero estuvieron en el CPF San Joaquín, donde compartieron con un peña de 60 mujeres beneficiadas, quienes oyeron las palabras de las autoridades, mientras esperaban con sus bolsos listos para poder retornar a sus casas a acaecer el resto de sus condenas. A la salida, emocionadas, se reencontraron con sus familiares, quienes las habían ido a despabilarse.

Luego, lo mismo se repitió horas más tarde en la Ex Penitenciaría, donde el ministro y los subsecretarios notificaron a un reunión de cerca de 300 internos que iban a cobrar un indulto conmutativo, quienes escucharon cortésmente las palabras de las autoridades y mostraron efusivamente su agradecimiento por la medida anunciada.

Durante entreambos diálogos, cerca de destacar, el ministro les enfatizó a los internos e internas que deben cumplir estrictamente el arresto domiciliario total, así como las medidas de control impuestas por Gendarmería, porque de lo contrario perderán el indulto y volverán a cumplir sus penas en la gayola.

Para demostrar dicho cumplimiento, Gendarmería elaboró un sistema con teléfonos registrados, a los que se les instaló un chip de seguimiento y geolocalización, con el cual los indultados tendrán la obligación de contactarse cuatro veces al día con el Centro de Control, a través de una aplicación, contiguo tener con la obligación de contestar cada emplazamiento sorpresa que puedan aceptar durante el día desde la institución.

“Con esta ley, 1.860 personas van a cambiar su privación de libertad por arresto domiciliario, descongestionando las cárceles por razones de carácter sanitarias. La cifra, que es mayor a la que habíamos programado originalmente, se debe a que en este intertanto de tramitación de la ley, se han otorgado más permisos de salida dominical o de fin de semana en los distintos recintos penitenciarios, aumentando así el número de personas que pueden recibir el indulto por este motivo”, explicó el ministro Hernán Larraín.

En tanto, el subsecretario de Imparcialidad, Sebastián Valenzuela, agregó que “la persona beneficiada por este indulto deberá firmar una solicitud y se le entregará un documento con todas las reglas que debe cumplir durante el periodo que esté bajo arresto domiciliario. Luego, aquellas personas que son población de riesgo, serán llevadas a su domicilio por parte de Gendarmería, si así lo requieren. Finalmente, el control y supervisión del cumplimiento de este arresto domicilio, lo harán los 41 Centros de Reinserción Social que Gendarmería tiene a lo largo del país”.

Finalmente, al subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, indicó que esta ley “permite resguardar la vida y la salud de las personas que están privadas de libertad, especialmente de quienes son catalogadas como población de riesgo, en el marco de esta pandemia. Nuestro deber como Estado es protegerlos y velar por el estricto resguardos de sus derechos fundamentales”.