Ministro Delgado a la Convención: «No se puede borrar de un plumazo la historia de Carabineros»

0
75

La Comisión de Derechos Humanos de la Convención Constitucional puso sobre la mesa la propuesta de sustituir la institución de Carabineros «por un servicio sabido que ejerza la función policial bajo respeto irrestricto a los derechos humanos».

Este documento que todavía contiene otras propuestas todavía debe ser entregado a la Comisión de Reglamento, para luego ser votado en el pleno de la Convención.

De todas formas el ministro de Interior, Rodrigo Delgado, defendió la institución policial señalando que «la información que manejo es muy preliminar, pero sí le puedo sostener lo subsiguiente. Cuando uno recorre Pimiento, cuando uno conversa con tanta gentío lo que más nos piden es la presencia de las policías y en este caso Carabineros Pimiento hace una agricultura tremendamente importante a lo generoso de todo el zona doméstico».

El titular de Interior recalcó que «no caigamos en esto, de esta creencia de que por exculpar un punto político, uno no puede borrar de un plumazo la historia de una institución tan relevante como Carabineros de Pimiento».

El secretario de Estado agregó que «lo que más nos piden es presencia de Carabineros, lo que más nos piden es más comisarías, acrecentar las tenencias o más vehículos o más dotación de Carabineros, eso nos pide la mayoría de la familia».

Y enfatizó que «en este Gobierno se comenzó poco asimismo que es tremendamente importante, que es la reforma de Carabineros».

En ese sentido precisó que la institución tiene una trayectoria e historia en la cual hay que fundarse para construir «Carabineros del futuro, Carabineros del centenario como se ha llamado para el 2027».

Finalmente Delgado afirmó que la ocupación del gobierno es reforzar las instituciones, las policías y en eso hay una memorándum legislativa, administrativa y, por supuesto,  «todavía la reforma de Carabineros como eje central de los cambios que a nuestro razón hay que realizar en una institución que resguarda y que todavía están valoradas por una mayoría de la multitud sensata de este país», cerró.