Ministro Sichel justifica bajos montos del Ingreso Familiar de Emergencia y no descarta entrega de alimentos a la población

0
124

El ministro de Mejora Social, Sebastián Sichel, se refirió a la organización que tomó el Gobierno para impulsar el esquema de Ingreso Común de Emergencia y sostuvo que deben destinar más fortuna para la entrega de alimentos a la población, adecuado a una posible crisis alimentaria.

En sus dichos, Sichel asegura, a radiodifusión Universo, que “hay US$2.000 millones disponibles de reasignación de compra para transferir al mundo de la informalidad y nuestra logística es US$800 millones hoy día y US$1.200 para meter más ‘lucas’ a estas mismas familias o si esto se alarga, ampliar este bono o poder hacer programas de empleo. Esa fue la razonamiento”.

En esa linde advirtió que esos montos “están disponibles, pero no queríamos en este proyecto transferir todos los recursos a estas mismas familias, entendiendo que aquí va a haber una magnitud más grande o quizás más prolongada de la crisis”.

En lo que concierne a la propagación del coronavirus el principal de cartera dijo que vamos a montar “por sobre el 15% de desempleo y eso se transforma en informalidad”, eso significa ”800 mil informales en los próximos tres meses y por eso no queríamos vestir todo ahora, vamos a tener que sumar a estas personas y vamos a desembolsar más de 802 millones y el esquema lo contempla”, asevera.

“Hemos apostado 2.000 millones para la informalidad para cubrir más allá de esto. Probablemente vamos a tener que hacer un programa por tres meses más, ahí veremos si es un ingreso conocido como éste de continuidad, o más acertadamente un programa de empleo, o de subsidio de contratación a las personas que se están quedando desempleadas”, expresó, adicionalmente de mencionar que igualmente se puede “avanzar derechamente en seguridad alimentaria, en la entrega de alimentos a la población, así de crítica es la situación en materia de pobreza y es lo que al Presidente lo tiene súper preocupado”.

“Como en una película, sé que en el próximo capítulo me puedo imaginar dos cosas: va a aumentar la informalidad gigantescamente y probablemente vamos a tener un problema de crisis alimentaria en algunos sectores que vamos a tener que cubrir y tenemos todas las espaldas para eso”, aseguró.