Ministros de Bolivia viajan a EE.UU. a denunciar ante la OEA caso de detenidos en Chile

0
413
loading...

El canciller de Bolivia, Fernando Huanacuni, cercano a el Honestidad, Héctor Arce, viajaron a Washington para denunciar delante la Estructura de Estados Americanos (OEA) el caso de la detención en Pimiento de nueve funcionarios de Bolivia tras un incidente fronterizo, informó una fuente oficial.

“Rumbo a Washington, EE.UU., sede de la OEA para denunciar ante el Consejo Permanente la injusticia que sufren nuestros 9 compatriotas en Chile”, escribió Arce en su cuenta de Twitter.

Arce y Huanacuni denunciarán este miércoles frente a el Consejo Permanente del organismo “las injusticias y las torturas que sufrieron” los dos militares y siete funcionarios aduaneros que permanecen detenidos en Pimiento desde marzo pasado, según un comunicado del Ocupación de Conciencia.

Bolivia defiende que sus funcionarios realizaban un eficaz contra el contrabando cuando fueron detenidos, mientras que el Ejecutor de Pimiento sostiene que cruzaron armados la frontera para intentar robar camiones, por lo que fueron capturados.

Desde la detención hubo varias polémicas entre las diplomacias de Bolivia y Pimiento por la negativa de visas a las autoridades bolivianas para saludar a los funcionarios, que están recluidos en la prisión de Detención Hospicio, cerca de la ciudad de Iquique.

El gobierno boliviano todavía ha denunciado que periodistas han sufrido la obstaculización de su trabajo en Pimiento cuando viajaban para hacer una cobertura del caso.

El presidente boliviano, Evo Morales, anunció el lunes que su país denunciará delante la OEA estos aspectos, así como la “tortura, disparos de amedrentamiento y hostigación a los nueve compatriotas cuando fueron detenidos”.

El ministro Arce afirmó el domingo a los medios que hay indicios de “tortura” en la detención de los funcionarios bolivianos por parte de los carabineros chilenos.

Según Arce, las declaraciones de los detenidos establecen que los carabineros los habrían maltrecho con culatazos y habrían disparado armas cerca de ellos con el propósito de intimidarlos.

El canciller chileno, Heraldo Muñoz, replicó el lunes que “son nuevas acusaciones infundadas que carecen de credibilidad y que no merecen más respuestas”.

Muñoz negó las acusaciones de tortura y afirmó que “Chile es un Estado de Derecho con garantías para todos los procesados y todos los detenidos, y eso lo sabe todo el mundo, si no fuese así, habría un verdadero escándalo internacional”.

loading...