Minsal no ha ampliado la definición de “caso sospechoso” para COVID-19 desde el 23 marzo

0
129

Durante la última semana los contagios de COVID-19 se han mantenido al plataforma, registrándose más de 2.600 casos diarios, más de 2 mil de ellos en la Región Metropolitana. La red de camas UCI superó el 90% de su capacidad doméstico, y el RM se encuentra a tope y ya han empezado a trasladar a pacientes con Coronavirus a regiones para ser conectados a respiradores. A esto, se suma la suspensión de toma de muestras para PCR en algunas clínicas privadas, a la dilación de que el Minsal les entregue en préstamo Kit PCR, y la desatiendo de reactivos para poder procesar los Test PCR en laboratorios de la RM, adecuado al quiebre de stock de la empresa Roche, uno de los principales abastecedores de la red de laboratorios en Pimiento.

En el ámbito de esta escasez de insumos para diagnosticar casos de Coronavirus, en otros países se a optado por utilizar otras fórmulas de diagnosis como las tomografías de tórax y exámenes de muerte, que identifican la circulación de anticuerpos para el COVID-19 en la matanza, hasta, en los momentos de longevo saturación de la red hospitalaria, en China se optó por diagnosticar en colchoneta a síntomas.

Todas estas fórmulas dependen de la definición de “caso sospechoso para la vigilancia epidemiológica ante brote de COVID-19”, que debe ser instruida por el Minsal a los recintos de sanidad por medio de una “orden” que emane del área de Epidemiología. La definición de “caso sospechoso” no ha sido modificada de forma oficial, desde el 23 de marzo por parte del Minsal, a pesar de que el 27 de abril el ministro Jaime Mañalich anunció que el Consejo Asesor recomendó ampliar la definición y que esta sería tomada en cuenta.

El decreto ordinario B51 N°933 del Minsal fue publicado el 23 de marzo, y está firmado por los subsecretarios Paula Daza y Arturo Zúñiga. Allí se establece como casos sospechoso a: viajeros con fiebre o síntomas de enfermedad respiratoria, a personas con “cualquier enfermedad respiratoria aguda” que estuvo en contacto con un apersona diagnosticada o sospechosa de COVID-19; a personas con una enfermedad respiratoria aguda, que presente fiebre sobre 37,8° y tengan odinofagia, tos, disnea o mialgias. Y por extremo incluye a paciente con enfermedad respiratoria bajo que necesita internación. Por otra parte, incluye como “caso probable” aquel que tenga un test PCR “no concluyente” y como “caso confirmado a aquel que resulta “positivo” para la prueba específica para COVID-19.

El 27 de abril, el ministro Jaime Mañalich informó que el Consejo Asesor del Minsal sugirió ampliar la definición de caso sospechosos, “y así lo adoptaremos en el Ministerio de Salud, dada la autoridad que tiene este Concejo”, señaló el ministro. Explicó que según el Consejo se debe considerar como casos sospechoso de infección por Coronavirus a toda persona que presente:

“Fiebre o temperatura axilar mayor a 37,8°, sin otra causa evidente -que no tiene una infección urinaria, no tiene un absceso-, y/o tiene síntomas sugerentes de una infección respiratoria, tales como dolores musculares, dolor en la garganta, tos, apremio respiratorio -nosotros lo llamamos imnea-, dolor torácico, postración, decaimiento, cianosis -que es la falta de oxígeno, el color azulado de las orejas, los dedos-, diarrea -muy importante-, y una respiración apurada, jadeante. O, tres, alteración aguda del sentido del olfato o del gusto, que ya está establecido como un síntoma relevante”, indicó Mañalich.

El dirigente de la cartera de vigor agregó que el Consejo asimismo pidió que se ampliara la definición de caso confirmado, “perdón que me extienda, pero esto tiene una importancia radical para nuestro entendimiento de la enfermedad”, señaló a la prensa el ministro.

El Consejo Asesor solicitó que se entendiera como “caso confirmado para COVID-19”, “en primer lugar una persona que tiene los síntomas que hemos señalado y que tiene un test de PCR positivo para Sars Cov 2, primera condición. En segundo lugar como opción, caso sospechoso que tiene imágenes características en el scanner de tórax, por lo tanto, válida una imagen radiológica -que ya están estandarizadas- como un caso positivo comprobado. En tercer lugar, un caso con los síntomas que ya hemos señalado y que tiene un test serológico en sangre, para igg y/o IGM, positivo”, explicó Mañalich.

Al interior de la red asistencial de sanidad existe preocupación por la descuido de aggiornamento de la definición de “caso sospechoso”, ya que es en colchoneta a este criterio que se determina a quién aplicar o no el Test PCR, adicionalmente frente a la descuido de reactivos y Kit PCR, “validar el diagnóstico a través de escáner es fundamental”, señalan.

A través de su cuenta de Twitter, la presidente del Colegio Médico, Izkia Siche señaló: “Impresentable el retraso de la nueva definición de caso. @ministeriosalud lo anunció el 27 de abril”. Por otra parte, el 10 de mayo el Consejo Asesor del Minsal reiteró la falta de modernizar la definición para caso sospechoso. “Frente a la eventual falta de insumos para realizar los PCR, es necesario instruir a los servicios de salud y la red de atención primaria para que, en caso de no disponer de éstos, indiquen el aislamiento de casos y cuarentena de contactos en base a criterio clínico-epidemiológico. Frente a un caso sintomático sospechoso, indicar su aislamiento, y la identificación y cuarentena de sus contactos hasta los 14 días desde inicio de síntomas o desde el contacto. Cuando se disponga del examen, revisar las indicaciones en base a los resultados y la evolución clínica de los casos sospechosos y sus contactos”, destacan en su última minuta de recomendaciones.

Esta tarde, en entrevista con CNN Pimiento, Miguel O’Ryan, miembro del Consejo Asesor para COVID-19 señaló que se recomendará al Minsal “ampliar el diagnóstico de caso sospechoso sin test, manteniendo cuarentena por dos semanas”, lo que fue destacado en la cuenta de Twitter del Tarea.

Hasta el cerradura de esta nota en la página del Minsal se mantiene como documento oficial para la período 4 de Coronavirus, la definición de caso sospechoso del 23 de marzo.