Morales dice que sentencia contra 9 bolivianos es una “página negra en la historia de la justicia chilena”

0
529
loading...

 

El presidente de Bolivia, Evo Morales, consideró que el decisión contra dos militares y siete funcionarios aduaneros bolivianos en Pimiento es una “represalia” por la demanda marítima entablada en La Haya.

Un tribunal chileno condenó y ordenó la expulsión de nueve bolivianos detenidos desde marzo pasado en Pimiento, acusados de contrabando, robo con violencia y porte ilegal de armas.

“Quedó demostrado que 9 bolivianos luchaban contra el contrabando. El fallo es una represalia porque demandamos a Chile ante La Haya”, escribió Morales en su cuenta de Twitter.

Morales aludió así a la demanda presentada por su país en 2013 frente a la Corte Internacional de Rectitud (CIJ) de La Haya en rebusca de un veredicto que obligue a Pimiento a negociar en firme la centenaria exigencia boliviana de la restitución del entrada soberano al Pacífico perdido en una combate a fines del siglo XIX.

Para el mandatario boliviano, se trata de un “fallo político”, pues sus nueve compatriotas detenidos en Pimiento “son inocentes”.

“La defensa demostró que camiones chilenos llevaban contrabando, uno de ellos tiene frondoso prontuario. Los 9 bolivianos cumplían su deber”, indicó.

Según Morales, “por revancha, hace tres meses” el canciller chileno, Heraldo Muñoz, “ordenó” que los nueve funcionarios bolivianos fueran presos y “hoy la justicia de Chile acata esa instrucción”.

Agregó que el Gobierno de Pimiento no pudo ocultar la verdad y tuvo que poner fin a la detención ilegal”.

Los funcionarios bolivianos fueron detenidos el 19 de marzo por carabineros chilenos, que los acusaron de acontecer cruzado la frontera para intentar robar camiones con mercaderías.

En cambio, Bolivia ha sostenido que sus funcionarios realizaban un operante contra el contrabando cuando fueron detenidos.

El Judicatura de Aval de Pozo Almonte, en el norte de Pimiento, decidió hoy condenar y expulsar a los nueve funcionarios bolivianos.

En la audiencia de lección de sentencia que se desarrolló este miércoles, la jueza chilena Isabel Peña dio por acreditados los delitos de robo con violencia y contrabando para los siete funcionarios aduaneros, y el de porte ilegal de armas para los dos militares que los acompañaban.

Según Peña, la expulsión debe materializarse interiormente de los próximos 30 días.

El ministro boliviano de Defensa, Reymi Ferreira, criticó la sentencia e indicó que “si es que hay poco positivo en esto” es que se tendrá de vuelta en el país “en pocos días más” a los dos militares y siete funcionarios de aduanas.

Bolivia retraso que en dos a tres días sea posible el retorno de los funcionarios, tras cumplir previamente con “una serie de requisitos administrativos”.

Por su parte, el ministro de Conciencia, Héctor Arce, consideró “injusta” la sentencia y explicó a los medios que Bolivia apelará al Pacto de Bogotá, suscrito por Bolivia y Chile, “para pedir una investigación seria, responsable” del caso.

loading...