Muere Jhon Jairo Velásquez “Popeye”, el exjefe de sicarios de Pablo Escobar

0
358

Jhon Jairo Velásquez Vásquez fue una aposento central durante los ochenta para el temible Cartel de Medellín, comandado por Pablo Escobar Gaviria. Este hombre mejor conocido como Popeye era el encargado de eliminar a todos aquellos que estorbaban a los fines del capo colombiano. En 1991 se entregó a las autoridades y con toda frialdad confesó poseer asesinado a 300 personas, encima de participar en 3,000 homicidios más.

Durante el tiempo que colaboró con Escobar se convirtió en su principal de sicarios, lo que incluyó el homicidio de Luis Carlos Actor, candidato a la presidencia de Colombia quien no quiso pactar con el Cartel. De hecho, a Popeye solo se le juzgó por su décimo en este crimen y no por los demás.

Pasó 20 abriles en la gayola de máxima seguridad de Cómbita, en Colombia, hasta el 27 de agosto de 2014, cuando se le concedió la emancipación condicional, aunque constantemente se le acusaba de reunirse con capos de la droga.

Desde su exención ocupó su tiempo en convertirse en youtuber, con el nombre de “Popeye Arrepentido” hablaba sobre el odio y la violencia, y manifestaba su apoyo a las campañas de la ultraderecha, con lo que ganó anciano notoriedad de la que ya tenía.

En sus abriles de actividad criminal se convirtió en uno de los más allegados a Escobar, incluso se ofrecían hasta 2 millones de dólares por información que llevara a su captura, aunque finalmente fue él quien se entregó.

Aunque muchos no se lo creyeron, a través de su canal lanzaba críticas al gobierno, al proceso de paz con la facción, así como de sucesos en México, Venezuela y otros países, con lo que alcanzó miles de suscriptores.

Su deseo, decía, era que las personas se dieran cuenta que “no vale la pena delinquir”, así que incluso escribió libros, actuó en cine y preparaba el guion para una película, obviamente todo esto con el tema de Escobar, a quien siempre siguió llamando “El Patrón”.

En mayo de 2018 fue a prisión de nuevo, acentuado de trastorno y de tratar de organizarse para delinquir. Desde el 31 de diciembre salió de la calabozo para ser internado en el Instituto Doméstico de Cancerología de Bogotá, ya que desde tiempo padecía de un cáncer de esófago que finalmente se extendió a los pulmones, hígado y otros órganos, y falleció a los 57 abriles.

Durante el tiempo que estuvo en el hospital solo se le aplicaban cuidados para aliviar el dolor, pues ya no había cero que se pudiera hacer por excluir su vida.

Desde muy novato ingresó al Cartel de Medellín y orgulloso decía que nunca se dedicó a “delitos menores”, como robos y esas cosas, sino que desde el principio se dedicó a asesinar personas. Siempre lució orgulloso los tatuajes en sus brazos que decían: El Genérico de la Mafia.

En esta ocasión Popeye, siempre tan cerca de la homicidio, no pudo evitar que se lo llevara.