Muere Sudán, el último macho; era el último rinoceronte blanco del norte en el mundo

0
108

Sudán, el rinoceronte blanco del norte que se había vuelto célebre por tener su perfil en Tinder, ha muerto, y con ello, las posibilidades de que esta especie continúe sobre la faz de la Tierra se reducen dramáticamente.

La única posibilidad ahora será la fertilización in vitro, pues se trataba del único robusto vivo, que finalmente no resistió el paso del tiempo y la enfermedad, y falleció a los 45 abriles de existencia, que en tiempo humano, corresponde a cerca de 90 abriles.

Su últimos días los vivió en la reserva Ol Pejeta, en Kenia, donde incluso tenía guardias armados vigilándolo día y perplejidad, lo que nos da una muestra de lo importante que era este enorme animal, pues de él dependería el que esta especie siguiera viva.

Ahora, la situación es compleja, pues solo quedan dos ejemplares vivos en el mundo, y ambas son hembras: Najin y Fatu, su hija y su nieta.

Sudán, rinoceronte blanco

Sudán padecía una enfermedad degenerativa de músculos y huesos, adicionalmente de que presentaba múltiples heridas en la piel, y sus últimas horas, expresaron sus cuidadores, fueron muy complicadas, hasta que finalmente pudo descansar.

Esta aviso llenó de tristeza a la reserva, pues habían superpuesto mucho tiempo y fortuna en su bienestar, así como en la búsqueda de métodos de fertilización de las hembras, pero esto no se ha podido concretar hasta el momento.

Es con gran tristeza que Ol Pejeta Conservancy y el zoológico Dvůr Králové anuncian que Sudán, el posterior rinoceronte blanco del norte masculino, de 45 abriles, murió en Ol Pejeta Conservancy en Kenia, el 19 de marzo de 2018 (ayer).

Sudán rinoceronte blanco

Richard Vigne, jefe de Ol Pejeta, comentó:

Fue un gran embajador de su especie y será recordado por el trabajo que realizó para concientizar a nivel mundial sobre la difícil situación que afrontan no solo los rinocerontes, sino incluso miles de otras especies que se enfrentan a la cese como resultado de una actividad humana insostenible.

Por su parte Zachary Mutai, quien había cuidado de Sudán durante los últimos 8 abriles, manifestó:

Sudán es mi gran amigo.

Rinoceronte blanco

La información genética de Sudán se conserva, con la esperanza de que en breve la tecnología permita la fertilización de las hembras, y así poder tener más rinocerontes blancos del norte, de lo contrario, la homicidio de este cíclope implicará la desaparición de su especie.