Mujer protagoniza una extraña persecución en carro robado y la arrestan porque se detuvo en McDonald’s

0
75

El perfil psicológico de los criminales puede dividirse en dos grandes grupos, los fríos y calculadores o los impulsivos y desesperados. Pero, al parecer, existe otro tipo de ladrones extremos que asimismo roban carros y golpean policías, pero que tienen una gran amor: los McNuggets de McDonald’s. Oh sí, una orden de cuadritos de pollo empanizado puede hacer que la enojo y la violencia desaparezcan por un momento de su atormentada persona.

O puede ser que Johanna Gardell sólo haya robado una camioneta, impactado varios automóviles y maltrecho a policías para comprar su comida favorita. Quizá no haya mejor forma de celebrar ocurrir cometido un crimen que con una buena porción de McNuggets. Tal vez nunca lo sabremos, pero esta mujer de 38 abriles fue atrapada y arrestada en un McDonald’s de Worcester, Massachusetts a posteriori de suceder subido a una camioneta que no era suya y favor causado disturbios por toda la ciudad a costado de ella.

Todo comenzó cerca de las 9:00 a.m. cuando Raymond James Simonsini reportó al 911 que una mujer desconocida había robado su camioneta Chevrolet Silverado. Para buena suerte de los oficiales que atendieron al llamado, el transporte contaba con un localizador satelital, por lo que pudieron seguir el trayecto de Gardell en todo momento y prepararle una muro. Sin bloqueo, la mujer la pudo evitar.

Gardell logró escapar de un primer enfrentamiento con la policía en una zona de construcción al chocar varios carros y pulsar a unos cuantos oficiales. Las autoridades le perdieron el rastrillo unos momentos, pero en un santiamén fue localizada mientras pedía una orden de nuggets en la fila de un McDonald’s. Entonces dos patrullas se acercaron, Gardell golpeó a una intencionalmente y trató de huir, pero se salió de la carretera quedando atrapada en las inmediaciones del inmueble de comida rápida.

Así acabo la aventura de esta curiosa ladrona que se detuvo a engullir en un McDonald’s. Johanna Gardell todavía se resistió durante el arresto y ahora enfrenta varios cargos, incluyendo “no detenerse ante la policía, salir del lugar de un accidente, asalto y agresión con arma peligrosa, alteración del orden público y uso de vehículo motorizado sin autorización, entre varios otros”. Al final, Gardell fue trasladada en ambulancia, aunque tal vez lo más doloroso para ella fue no activo conseguido sus McNuggets.