Mujer rechaza tener una cita con un hombre cuando descubrió que era albañil

0
58

Las citas por medio de aplicaciones de internet son más usadas de lo que pensamos y aunque parecen ser otra cosa distinta a conocerse de forma más tradicional, la verdad es que surgen los mismos problemas a la hora de originarse a conocerse. El caso de este albañil argentino caldo a demostrarnos que los sinsabores del coito se dan hasta por WhatsApp y en cualquier flanco.

Luego de que el perito albañil compartiera unas capturas de pantalla de su conversación con una posible pareja, su caso se volvió vírico, pues en la conversación podemos notar más que una rotura de corazón, un acto de discriminación que trata de ser suavizado por la mujer.

La desilusión comienza cuando el hombre le cuenta a su amorío que se dedica a la albañilería, entonces, de la falta, la mujer le cancela la cita y le dice que no podrá salir con él porque es albañil. Frente a la respuesta hiriente, el mancebo le insiste y le dice que si tiene algún problema que todo trabajo es bueno. Mientras tanto, ella le asegura que no es lo mismo que la vean con un encargado que con un albañil.

La mujer en un tono pasivo-agresivo le dice que en existencia lamenta que se dedique a la albañilería, pues se encontraba muy enganchada de él. Encima, le dice que en verdad le gustaba mucho. A lo que el hombre sigue sin creer los argumentos cargados de desprecio pero en un tono conciliador.

La cita quedó truncada inevitablemente y el hombre decidió subir su amarga experiencia, por lo que recibió muchas muestras de apoyo y aliento. Los consejos levantaron el humor del albañil, quien comentó que su pericia en la construcción es tal que él solo ha subido casas de dos pisos.

El trago amargo que le hizo ocurrir la mujer ha quedado antes y la verdad es que sabemos que la gran mayoría de las personas no son de esa forma y que hay muchas más personas que pueden querernos por lo que somos. Esperamos que el albañil oriente un pared contra esos comentarios y no los dejé entrar en su capital ni en su corazón.