Mujer tiene una extraña enfermedad que le impide escuchar la voz de los hombres

0
109
loading...
loading...

Existen enfermedades muy raras en el mundo, que solo afectan a uno en un millón, y este es uno de esos casos: una mujer china, identificada como Chen, se durmió con una molestia en los oídos, y al despertar ya no podía escuchar la voz de los hombres.

Chen, quien vive en Xiamen, sintió basca y un zumbido en los oídos, así que decidió irse a reposar y descansar un poco. Al despertar, aunque su novio le hablaba, no podía escuchar su voz, por lo que acudió al médico.

La doctora Lin Xiaoqing, experto en audición, trompa y cañón, la examinó, y su diagnosis fue: pérdida de concierto de muerto frecuencia, asimismo conocida como pérdida de recital de irresoluto inversa.

Mujer sorprendida

Resulta que durante el examen la mujer podía escuchar a la doctora, así como a las mujeres que se encontraban en el hospital, pero cuando entró un paciente hombre no podía escucharlo, como le sucedió con su pareja.

Esto parece como sacado de un historia, o admisiblemente, un truco de la mujer, pero por extraño que parezca, este padecimiento existe y hace que quien lo experimenta no pueda escuchar sonidos más profundos, como puede ser la voz de los hombres.

Rubia

La pérdida auditiva de irresoluto inversa es una forma de pérdida auditiva neurosensorial, aunque la pérdida auditiva de inscripción frecuencia, donde los pacientes no pueden escuchar las voces de mujeres o niños, es más popular.

Adicionalmente de las voces de desvaloración frecuencia, las personas con esta condición pueden tener dificultades para distinguir las voces en el teléfono, o ruidos como el zumbido del refrigerador o los truenos. Esto puede poner a los enfermos en peligro, ya que pueden no escuchar ruidos como el de los automóviles que se aproximan.

Britney Spears

De acuerdo a los médicos, esta enfermedad puede ser causada por alguna condición genética, o aceptablemente, por estar sometido a un enorme estrés, que es lo que le ha pasado a Chen, quien reconoció que en los últimos días había estado trabajando hasta tarde, por lo que estaba muy estresada y sin reposar lo suficiente.

Lo bueno (o malo, según como lo vea), en su caso es que se trata de una condición transitoria, así que pronto podrá escuchar de nuevo a los hombres… Aunque queda la duda: ¿efectivamente nos escuchan?

loading...