Municipalidad de Valparaíso propone “Modelo de Confinamientos Comunitarios” para abordar crisis sanitaria

0
151

La Municipalidad de Valparaíso, se propone implementar un maniquí llamado Confinamiento Comunitario que según explicaron “se apoyo en la activación  de la comunidad, cuya energía será esencia para dotar de efectividad la acotación en la circulación de  las personas. Es un hecho que los distintos sectores sociales de nuestro país, pero todavía los  grupos etarios, no tienen las mismas condiciones para afrontar una cuarentena. Es un hecho  asimismo que serán las mujeres quienes recibirán, una vez más de forma partidista, la carga de los  cuidados. Este maniquí pesquisa hacerse cargo de esa amplia variedad de desigualdades, y avanzar en  una articulación entre el gobierno recinto y la comunidad, de modo de desarrollar colectiva y democráticamente una política de cuidados que no deje a nadie antes, e impedir, en definitiva, que sean esas desigualdades las que terminen definiendo en los hechos la suerte de las personas en esta
crisis”

Desde la comuna reconocieron que dada la verdad socioeconómica de la ciudad Valparaíso no está en
condiciones de realizar una cuarentena domiciliaria absoluta. Es un hecho que el Estado no está en  condiciones de avalar las deposición de todos los hogares para establecer dicha condición. Desde nuestra perspectiva, se necesita por lo tanto combinar la activación y estructura de la  comunidad, que contiguo a la batalla municipal, permitan avanzar al nuevo modo de confinamiento”, explicaron.

Específicamente, detallaron que “se trata de un maniquí basado en la idea de los archipiélagos, en tanto supone dividir la comuna en un conjunto de unidades territoriales de energía comunitaria y municipal, que buscarán
aislarse y a la vez interconectarse de forma regulada entre sí. Anejo a ello se reconoce, a partir del enfoque multiescalar puesto en experiencia en el Pladeco, un conjunto de unidades mayores que deberán comportarse sobre todo el circunscripción comunal o grandes porciones de él. El buen funcionamiento del maniquí exige luego su flexibilidad y habilitación, puesto que todos los servicios y acciones no se realizarán en las mismas escalas territoriales”.