Música, amor y bohemia: Los detalles que concretaron la relación de Cerati con Chile

0
612
loading...
loading...

La arribada de este 4 de septiembre trae consigo una triste conmemoración.

Hace dos abriles, se anunciaba la muerte de Gustavo Cerati, el ex líder de Soda Stereo, producto de un paro respiratorio, y luego de cuatro abriles en coma, desde que sufriera un casualidad cerebrovascular posteriormente de concluido un show en Venezuela en el 2010.

Durante este período, los homenajes en dirección a el músico han llegado de todas las formas imaginables: un disco póstumo llamado “Infinito”; la realización de un espectáculo del Cirque Du Soleil que será estrenado en marzo de 2017; y una acontecimientos escrita por Juan Morris que ha provocado el rechazo de la grupo del músico.

Pimiento no quiso ausentarse, ni fanáticos ni músicos. Los primeros llegaron hasta la embajada argentina dejando mensajes, prendiendo velas y rememorando etapas; los segundos, en tanto, montaron el espectáculo tributo “Te veré volver: Homenaje a Gustavo Cerati”, el 6 de diciembre de 2014, que incluyó el lanzamiento de un disco.

Porque su relación con nuestro país fue íntima, profunda. Y en T13.cl te mostramos cinco detalles que concretaron su correspondencia con nuestro país. Un vínculo férreo de música, inclinación y vagancia

1. Su primicia en Pimiento

El desembarco de Soda Stereo en Latinoamérica llegó en 1986, en una paseo que incluyó a Pimiento con cinco conciertos. fueron cuatro espectáculos en Santiago y el restante en Valparaíso, todos en el mes de noviembre.

Aunque una presentación en televisión se adelantó a todos esos shows: durante una de sus emisiones en mayo de ese año, Gustavo Cerati, Ceta Bosio y Charly Alberti fueron invitados al programa “Martes 13”, que en ese momento era conducido por César Antonio Santis.

2. Sodamanía

Un año posteriormente de sus primeros espectáculos en nuestro país, Gustavo Cerati inmediato a Soda Stereo se presentaron por primera vez en el Festival Internacional de la Canción de Viñedo del Mar, desatando una disparate en las fanáticas pocas veces panorámica, hasta ese momento, en Pimiento.

De esa pasada, con los integrantes de Soda Stereo convertidos en estrellas, destacó su tensa relación con la prensa doméstico. Adicionalmente, lo realizado por las “calcetineras” del trío: se instalaron fuera del Hotel O’Higgins y, en varias oportunidades, burlaron la seguridad. Incluso, una de sus seguidoras habría quedado atrapada en los ductos de ventilación del histórico circuito de la V Región.

3. Su relación con Cecilia Amenábar

La maniquí chilena Cecilia Amenábar tenía solo 17 abriles cuando conoció a Gustavo Cerati. Fue en una conferencia de prensa en Santiago donde cruzaron miradas e intercambiaron teléfonos. Comenzaron a salir y se casaron en 1993, en la iglesia de Los Misioneros de Pedro de Valdivia Ideal.

Los dos hijos de la pareja, Benito y Mújol, nacieron en la caudal chilena. Cecilia Amenábar, encima, protagonizó el video de “Te llevo para que me lleves”, canción correspondiente al elepé “Amor amarillo” (1993), el primer trabajo de Gustavo Cerati en solitario.

En “Te llevo para que me lleves”, Amenábar estaba encinta de Benito, que hoy asimismo es músico con su plan Zero Kill

4. Despreocupación y música electrónica

Gracias a su nupcias con Cecilia Amenábar, los primeros abriles de sus hijos y la predilección que tenía Pimiento por Soda Stereo, Santiago se convirtió en su punto de encontronazo con la suceso musical chilena, así como con la vagancia santiaguina. 

El cantante y guitarrista frecuentaba el club La Feria en Bellavista y la disquería Background en Providencia, donde mostró su afinidad con el sonido que presentaban bandas nacionales como Sien o Solar, enormemente influenciadas por el rock inglés de aquellos abriles.

En medio de esas jornadas, Gustavo Cerati conocería a Christian Powditch, Andrés Bucci y Guillermo Ugarte, con los que formaría el cuarteto electrónico Plan V, que dejó dos trabajos discográficos publicados.

“Comenzamos a tocar juntos como poco natural. Nos presentamos espontáneamente en el sótano de Background. Simplemente es una claridad electrónica que en el momento más atinado se transforma en una canción“, dijo la voz de “Crimen” sobre la agrupación.

5. Nicole y “Sueños en tránsito”

Plan V fue casi un hobbie, un plan natural. Y tras el término del colección, Gustavo Cerati tendría su gran cruce con la música chilena.

El líder de Soda Stereo produjo “Sueños en tránsito” (1997), el tercer disco de la intérprete Nicole, trabajo discográfico que transformó la comportamiento y el sonido de la voz de “Viaje infinito”.

En una experiencia que, según los que participaron del esquema, visualizaron en Cerati una disposición humilde, de un músico que no necesitaba enlistarse en la producción del disco, pero que encontró un valencia en Nicole y en lo que podía conseguir.

Fuente:T13.cl

loading...